El kirchnerismo busca cómo alterar el sueño de Cobos

El kirchnerismo busca cómo alterar el sueño de Cobos
El vicepresidente juega su futuro en esa pelea; fuerte respaldo oficial al gobernador Jaque
MENDOZA.- Destruir el sueño presidencial de Julio César Cleto Cobos es la consigna que desvela al peronismo provincial aquí. Y de eso se habla en los bares de la peatonal Sarmiento, en las esquinas y en los despachos oficiales.

Fondos del gobierno nacional para escuelas, viviendas, obras de infraestructura y caminos, combinados con millones de pesos en publicidad oficial destinada a esconder errores propios y destacar los ajenos son los ejes de la estrategia que las huestes del operador político del kirchnerismo, Juan Carlos Mazzón, y del gobernador Celso Jaque ya han puesto en marcha para derrotar a los candidatos de Cobos en las elecciones del 28 de junio.

Comicios que el propio Cobos considera fundamentales para conservar el capital político acumulado en su provincia y en el país desde la madrugada del 17 de julio del año pasado en la que, con su voto "no positivo", tumbó el proyecto de retenciones móviles del Gobierno.

La ofensiva del Gobierno para derrotar a su díscolo vicepresidente se basa en fondos para sostener la gestión del fiel kirchnerista Jaque, que, según varios sondeos tiene una imagen positiva cercana al piso.

Tan mal está su relación con la sociedad, que no le perdona no haber cumplido con su sonada promesa de reducir los alarmantes índices de inseguridad, que su cara no aparece en los afiches de campaña de los candidatos del PJ, Adolfo Bermejo (a senador) y Omar Félix (a diputado nacional).

Esta semana, por ejemplo, Jaque firmó en la Casa Rosada el tramo de construcción, operación y mantenimiento de la red eléctrica Comahue-Cuyo, con una inversión de $ 500 millones. Los planes federales para la construcción de 50 escuelas y viviendas (se harán 7000 en los próximos meses) también se acelerarán a medida que se acerquen los comicios.

El operador de Kirchner

Muchos de esos acuerdos se cerraron en la oficina que Mazzón tiene en la Casa Rosada, y se combinan con mucha publicidad callejera y televisiva, más las recorridas que Bermejo y Félix, dos intendentes prestigiosos (de Maipú y San Rafael, respectivamente), pero poco conocidos por la gente, harán para subir en su intención de voto.

La tarea no será sencilla. Según las últimas encuestas, Cobos y su trabajoso acuerdo con la UCR mendocina son vistos de mejor manera por la sociedad. "Nos va a ir muy bien. La mayoría de los mendocinos no avala el autoritarismo de Kirchner y está desencantado con Jaque", afirmó el primer candidato a senador de la unidad entre la UCR y el Consenso Federal (Confe) cobista, Ernesto Sanz.

El actual jefe del bloque radical en el Senado es seguido en la lista por la hoy diputada cobista Laura Montero, y también peronistas disidentes como Enrique Thomas. El ARI mendocino se ha sumado a la confluencia. "Esta es una construcción electoral, pero que quiere ser una opción política confiable", afirmó a LA NACION, en una oficina del comité de la UCR mendocina, el radical cobista César Biffi, que en 2007 perdió la gobernación contra Jaque.

Biffi, jefe de campaña de la UCR-Confe, no esconde que, aunque no sea candidato, Cobos es el principal protagonista. "Queremos invitar a la gente a votar a los candidatos de Cobos", dijo Biffi, y coincidió con Juan Carlos Jaliff, titular del Confe mendocino y hombre de confianza del vicepresidente. "La pelea acá se va a polarizar entre Jaque y Cobos", sostuvo Jaliff, sentado en una silla de plástico de sus recién estrenadas oficinas en el centro mendocino.

¿Qué hará Cobos en la campaña? "Estará en los actos importantes, uno en mayo y otro en junio. También aparecerá en los afiches con Sanz y los otros candidatos", contó el ex vicegobernador de Mendoza durante la gestión del hoy vicepresidente. Suena su celular. "Sí, Julio, ya arreglamos la visita institucional, quedate tranquilo", contesta Jaliff, al preocupado vicepresidente del otro lado de la línea.

En su despacho de la intendencia de Maipú, ciudad pequeña y prolija que maneja hace una década, Bermejo no abandona sus maneras moderadas, pero dispara. "Cumple un papel extraño. Dice que no participa, pero viene y le levanta la mano a los candidatos de la UCR", dice el intendente sobre Cobos, y va más allá: "Debe decidirse: o es vicepresidente o forma parte de la oposición".

Por si el dinero a intendentes para obras y la publicidad no alcanzan, Mazzón y sus operadores locales, como la diputada Patricia Fadel, idearon la inscripción de cinco listas "espejo", que llevan los mismos candidatos nacionales que la del FPV. Apuestan a que la lista de socialistas y el ex juez Luis Leiva (peleado con Carrió) le saque algunos votos más al tándem radical. También ven con buenos ojos el enojo de Víctor Fayad, radical y carismático intendente de Mendoza, que será prescindente en los comicios. "La UCR entregó el partido al cobismo. Hay que ser serios, si el Gobierno no lo es", se quejó Fayad, lejos del acuerdo.

La lista del Partido Demócrata (PD), que encabeza el diputado nacional Omar de Marchi, se tiene fe para terciar en la pelea. "Ellos son lo mismo, somos lo nuevo y la gente nos votará por eso", dijo a LA NACION De Marchi, que sostiene aquí su acuerdo con Pro, de Mauricio Macri. Espera sacar provecho de la batalla que se viene. La pelea entre Cobos y el kirchnerismo es a todo o nada.

Mendoza

* Cantidad de electores :

1.141.000

Porcentaje del padrón nacional :

3 %

* Cargos que se eligen: 3 senadores y 5 diputados nacionales; 19 senadores y 24 diputados provinciales

EL FAVORITO

Ernesto sanz

Cobista

* El dirigente radical encabeza la lista de senadores de la confluencia UCR-Confe. Tiene el apoyo de Julio Cobos y de Elisa Carrió.

EL RIVAL

Adolfo bermejo

kirchnerista

* Es intendente de Maipú y candidato del PJ provincial. Tiene el apoyo de los gobiernos nacional y provincial.

EL TAPADO

Omar De Marchi

Partido demócrata

* Encabeza la lista de diputados nacionales de su partido por el cual busca renovar su mandato. Tiene el apoyo nacional del Pro de Mauricio Macri.

Comentá la nota