El kirchnerismo busca aprobar la prórroga de las retenciones en el Senado

Los legisladores debaten la extensión por un año de las facultades delegadas, una serie de normas que incluye la que le permite al Ejecutivo fijar alícuotas a las exportaciones. Ruralistas fueron al Congreso, donde hay medidas especiales de seguridad.
Con el empujoncito que recibió de una senadora opositora, el kirchnerismo buscará imponerse otra vez en el Senado para convertir en ley la prórroga por un año de las facultades delegadas, un paquete de 1.900 normas que incluye aquella que faculta al Ejecutivo a fijar las retenciones a las exportaciones.

La oposición –el radicalismo, el peronismo disidente, el socialismo y la Coalición Cívica- ya anticipó que votará en contra. El proyecto que se debatirá hoy llegó con dictamen de mayoría gracias a la firma "en disidencia total" de la senadora Roxana Latorre, hasta ayer histórica aliada de Carlos Reutemann y que adelantó que hoy votará en contra de la prórroga.

El texto, que ya fue aprobado en Diputados, prorroga por un año un paquete de 1.900 leyes y decretos ley sancionados desde 1975. Todo el paquete debía ser revisado antes de 1999, pero desde entonces su validez viene siendo extendida por el Congreso. En el marco del conflicto entre el campo y el Gobierno, el principal punto en discusión hoy es un artículo del Código Aduanero que faculta al Ejecutivo a fijar las retenciones a las exportaciones.

Por eso, grupos de ruralistas fueron hoy al Congreso para sumar presión a favor de su postura. Lo que impulsan es que se caigan las facultades delegadas o se excluya de la prórroga a ese artículo del Código Aduanero; con eso, la fijación de las retenciones volvería a ser facultad del Parlamento. Sin embargo, aún con los números justos, todo indica que el kirchnerismo logrará imponer su postura.

El "temario caliente" de hoy también incluye la declaración de emergencia agropecuaria, que incluye un paquete de ayuda a productores golpeados por la sequía y que ya tiene media sanción de la Cámara Baja.

El oficialismo, además, buscará aprobar el proyecto del Gobierno para ponerle un tope a las modificaciones presupuestarias que puede decidir el Ejecutivo sin pasar por el Congreso; la oposición rechaza este proyecto porque aduce que el tope del 5% es simbólico, tanto porque nunca se superó como porque no incluye el rubro de "gastos a cargo del tesoro", que es a través del cuál se realizan los cambios más significativos al Presupuesto.

Por su parte, el bloque de la UCR insistirá en pedir que se discuta la derogación del tarifazo al gas y la luz, que si bien fueron suspendidos por el Gobierno permitirá a la oposición incomodar al oficialismo. Aunque no cuenta con los dos tercios de los votos que se requieren para abrir el debate.

La Presidencia de la Cámara alta ordenó para hoy un estricto control de quienes ingresan al Parlamento, que fue vallado desde temprano, y no permitió barras en los palcos.

Comentá la nota