El kirchnerismo le baja el pulgar a la apertura por excepción de un boliche en La Normandina

Tal como adelantó 0223.com.ar, el complejo La Normandina requirió autorización en el Concejo Deliberante para habilitar por excepción un boliche en su superficie, petición que no está contemplada en los pliegos de bases y condiciones (PBC).

En la solicitud de "ampliación de los rubros concesionados", a la que este vespertino digital tuvo acceso, el letrado apoderado de la firma, Dr. José Ignacio Fernández Monteverde, fundamentó el pedido en la multiplicación "de la inversión comprometida": "La nueva realidad multiplicó la inversión comprometida, alterando la ecuación económica-financiera del proyecto y la rentabilidad del mismo", explicó.

Asimismo, el letrado aclaró que "no se trata de una ampliación del proyecto original, sino de un nuevo espacio producto de un requerimiento estructural impensado, sin el cual aquel proyecto hubiese naufragado ya que era de imposible ejecución".

Según se argumentó en otro párrafo del texto, el espacio podría utilizarse como boliche bailable debido a que "cuenta con la ventaja de tener ya construida la infraestructura" y a que se trataría de "una propuesta integradora que permita generar una sinergia entre Municipio, comerciantes, vecinos y los concesionarios que beneficien a todos los sectores involucrados".

En tanto, dicho pedido de excepción será tratado este martes en la Comisión de Turismo del Concejo Deliberante, cuyos integrantes ligados al kirchnerismo anticiparon que no avalarán el expediente.

Tal es el caso del concejal del Frente Nacional y Popular Marplatense, Dr. Diego Garciarena, quien dijo este lunes a 0223.com.ar que el mencionado pedido de autorización tiene de fondo dos cuestiones que deben ser destacadas.

"En primer lugar, el Ejecutivo no envió ningún proyecto de Ordenanza como corresponde en caso de excepción, solamente giró una nota de La Normandina y, por otro lado, aún no llegaron los informes que habíamos solicitado a Legal y Técnica, Recursos Turísticos y a Inspección General", especificó, tras lo cual aseveró que "no estamos en condiciones de votarlo favorablemente ni cerca".

"Faltan un montón de elementos: nuestro bloque quiere ver los informes del área de Legal y Técnica de la Comuna para certificar que esta cuestión no se contradice con el pliego y queremos analizar seriamente porqué no hay un proyecto de Ordenanza del Departamento Ejecutivo pidiendo que La Normandina se habilite como confitería bailable y eso no está", puntualizó.

Por su parte, el edil del Frente para la Victoria, Ing. Carlos Filippini, advirtió que "salvo que haya algún tipo de informe que justifique esta iniciativa, el voto del bloque va a ser negativo". Cabe recordar que la concejal del FpV, Verónica Beresiarte, integra la Comisión de Turismo.

"Como no integro la Comisión de Turismo, aún no tuve acceso al expediente pero, en general, la línea del bloque va a ser no apoyar esta moción", aseveró Filippini, al tiempo que ratificó: "La línea política que venimos teniendo en relación con las excepciones en la costa nos lleva a pensar que no es la mejor alternativa instalar un boliche en esa zona, tal como ocurrió en su momento con el tema del traslado de los boliches de Alem a la Escollera Norte".

En julio de 2004, la empresa "La Normandina SA" tomó posesión del edificio ubicado en Playa Grande (más conocido como el ex Inidep) y realizó una serie de mejoras y explotación del inmueble.

"No se va a convertir en un local bailable", afirmaron hace cinco años los voceros de la empresa "La Normandina SA", al ser consultados por el uso que se le daría al viejo edificio. A su vez, el pliego de bases y condiciones prohíbe "el uso de cualquiera de los locales con actividad de disco o local bailable".

Comentá la nota