El kirchnerismo avaló el avance de la Justicia en la campaña

El kirchnerismo avaló el avance de la Justicia en la campaña
El propio Kirchner salió a pedir que De Narváez "no se victimice" y se presente ante la Justicia. Lo mismo hicieron Scioli y Aníbal Fernández. El juez Faggionato lo citó a declarar para mañana, pero el candidato opositor ya avisó que no irá.
Néstor Kirchner quiere que su rival, Francisco de Narváez vaya a la justicia: "Cuando alguien del oficialismo es citado, es 'investigado'. Cuando es alguien de la oposición, es 'una operación del Gobierno'" dijo ayer en una entrevista radial. El ex presidente le pidió a su principal rival en la provincia de Buenos Aires que deje de "victimizarse" y que se presente ante la Justicia. El pedido de Kirchner se produjo casi simultáneamente en que el candidato de Unión-PRO recibía el llamado a declaración indagatoria para mañana por parte del juez Federico Faggionatto Márquez, en el marco de una investigación por tráfico de efedrina. "Vamos a recusar al juez", anunció anoche De Narváez al participar de la cena de Conciencia en el hotel Sheraton, y agregó: "Estoy a disposición de la justicia, pero de una justicia independiente". De Narváez no acudirá al llamado judicial "porque antes debe resolverse la impugnación (al juez)", dijeron en su entorno. Sus fueros parlamentarios, impiden, en tanto, que pueda ser llevado por la fuerza a declarar.

"Hay una injerencia desmedida por parte del kirchnerismo, casi condicionando la actitud de muchos jueces", denunció De Narváez, quien agregó que no se dejará "arrastrar por el barro", en lo que calificó de "show mediático".

Un ministro nacional y el gobernador (y candidato a diputado nacional) Daniel Scioli también desafiaron al peronista disidente a no eludir la cita de la justicia. Quedó claro que el oficialismo exprimirá al máximo el oportunismo del controvertido juez (tiene pendiente 36 pedidos de juicio político) de llamar a indagatoria unos veinte días antes de las elecciones a unos de los principales contendientes del kirchnerismo en la Provincia.

La citación tiene fecha del viernes pasado, pero recién ayer ingresó a la Cámara de Diputados. "El Colorado se enteró al mediodía", dijeron en el entorno del candidato de Unión-PRO. La causa lleva el número 8.483, y persigue el esclarecimiento de "la ruta de la efedrina", sustancia utilizada para la confección de drogas sintéticas. De Narváez fue vinculado en la causa, después de que trascendieran cuatro llamadas entre un teléfono móvil a su nombre, y Mario Segovia, acusado por narcotráfico, y apodado "el rey de la efedrina".

Sobre el sentido de la oportunidad del juez, Kirchner interpretó que "sería inédito y obsceno que se deje de administrar justicia porque hay elecciones".

"Hay que ir a verlo al juez", dijo el ministro del Interior Aníbal Fernández. El ministro recordó que cuando la justicia imputó a tres funcionarios del ex gobierno de Kirchner por el caso Skanska, se "los separó de inmediato y en ese caso era una investigación". "Cuando el caso es De Narváez, es perseguido", agregó, sin mencionar el actual contexto de campaña electoral. El ministro negó, además, que el oficialismo tenga capacidad de presión en el Consejo de Magistratura, para moldear las conductas de los jueces.

"Se habló de proscripciones, después de fraude y ahora se victimizan", se sumó Scioli, también en referencia a las críticas de De Narváez hacia el juez.

Kirchner, en la entrevista que dio ayer, instó a su contrincante a "dar un ejemplo cívico y, antes que victimizarse o tratar de buscar un rédito político, mejor hablar ante la Justicia". De Narváez, dijo Kirchner, "pertenece a la década menemista, sabe cómo se operaban jueces y ahora cree que es igual, pero está equivocado; el ladrón cree que son todos de su condición", chicaneó.

El jefe del bloque PRO de diputados nacionales, Federico Pinedo, presentó ayer ante el Consejo de la Magistratura, un pedido de "juicio político por mal desempeño" contra Faggionatto Márquez (ver pág.4) y el propio Mauricio Macri salió a defender a su socio político: "Huele a maniobra del oficialismo, presionando al juez para que produzca noticias que conmuevan al electorado a pocos días de la elección", afirmó.

Comentá la nota