El kirchnerismo aceptaría poner límites a las telefónicas

El kirchnerismo aceptaría poner límites a las telefónicas
Lo hace ante el reclamo de diputados propios y aliados; votarían el miércoles
El oficialismo accedió a modificar uno de los puntos clave del proyecto de ley de radiodifusión del Gobierno: el que habilita el ingreso de las empresas telefónicas en el mercado audiovisual. Ante el reclamo generalizado de diputados propios y aliados, sólo dentro de tres años las telefónicas interesadas podrían prestar servicio de cable y, para ello, deberán ceder el 15 por ciento de su tendido, por localidad, para evitar eventuales monopolios.

Así consta en el borrador del dictamen que, por estas horas, preparan codo a codo la cúpula del bloque oficialista y los técnicos del Comfer. Dicho dictamen contemplaría, además, ampliar en un miembro más la autoridad de aplicación, aunque continuará en la órbita del Poder Ejecutivo, concretamente de la Jefatura de Gabinete. La oposición y algunos aliados insisten en que este organismo debería ser autónomo del Gobierno.

"Vamos a introducir muchas modificaciones, pero sin alterar el núcleo duro del proyecto", sintetizó anoche un encumbrado diputado del oficialismo. Entre los cambios en estudio -aún no acordados- figuran eliminar la posibilidad de que empresas de servicios públicos participen del negocio audiovisual. Y se estudia revisar otro punto clave, el que establece un año de plazo para que los actuales grupos mediáticos se adapten al nuevo marco legal, lo que impondrá, de aprobarse la ley, una severa restricción de número de licencias por parte de un solo dueño.

El dictamen oficialista se presentará el martes próximo, en reunión plenaria de comisiones; al día siguiente, o a más tardar el jueves próximo, se celebrará una sesión especial en el recinto. La fecha dependerá de cómo se resuelva el debate entre los legisladores en comisión, pero algo es seguro: la sesión no se postergará para asegurar la mayoría que, según aseveran en el bloque oficialista, apoyará la iniciativa oficial.

Confianza

"Estamos tranquilos", confían en el kirchnerismo. Sin embargo, todo dependerá de qué modificaciones finalmente se incluyan en el texto: los cinco diputados peronistas por Chubut condicionan su apoyo y hay aliados que esperan un retoque importante en algunos artículos.

Entretanto, hoy finalizará la serie de audiencias públicas que convocó el oficialismo para escuchar las distintas opiniones sobre la propuesta del Gobierno. Entre las voces que se escucharon ayer se destacó la de monseñor Agustín Radrizzani, presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social, quien bregó porque el debate de esta ley "se dé en un marco de racionalidad en el que se garantice una participación plural de los ciudadanos y se evite cualquier manipulación de la información en beneficio de unos pocos".

"La participación plural y democrática deberá aparecer en el tratamiento y la reglamentación de la ley, como también en su aplicación", sostuvo.

Entre las voces más críticas al proyecto oficial figuraron la del presidente de la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC), Walter Burzaco, que advirtió que la iniciativa pone en riesgo la continuidad de múltiples operadores de cable del interior ante la eventual participación de las empresas telefónicas prevista en el texto.

Por su parte, el constitucionalista Daniel Sabsay sostuvo que la iniciativa confunde "lo estatal y lo gubernamental" al advertir que la autoridad de aplicación que propone el proyecto "es absoluta, lisa y llanamente dependiente del Poder Ejecutivo".

Comentá la nota