Kirchner vuelve a convocar a los piqueteros oficialistas

Los quiere para intentar reconvertir su poder; hoy habrá dos actos
Luis D?Elía amanecerá hoy en plaza Once vitoreando a Evita con la esperanza de oír la bendición de Néstor Kirchner. Unas horas después, Emilio Pérsico se abroquelará en el microestadio de Ferro para homenajear a "la abanderada de los humildes", a 57 años de su muerte, con la secreta ilusión de que el ex presidente lo visite. Lejos de ahí, Edgardo Depetri seguirá de viaje, ansioso por recibir señales desde Santa Cruz. Y otro grupo de piqueteros, enojado con el resto, debatirá en una reunión reservada cómo seguir siendo kirchneristas, aun en la derrota.

En medio de tanta actividad, Kirchner juega al misterio. Aunque parece poco probable que deje El Calafate para participar de alguno de los actos, volvió a coquetear con buena parte de ese universo de dispersos piqueteros oficialistas. Cree ver todavía en ellos ?acompañado de sectores progresistas no peronistas? un sostén para conservar algo de poder puramente propio.

El primer gesto lo dio la semana siguiente de las elecciones, cuando sorprendió a los intelectuales de Carta Abierta y se sumó a una de sus reuniones en parque Lezama. Unos días después, esos mismos intelectuales tuvieron una reunión reservada con los alfiles de la Central de Movimientos Populares, la organización que comanda D?Elía. Acordaron continuar los encuentros. Están organizando para esta semana una mesa redonda para defender al líder piquetero y cuestionar los procesos judiciales en su contra.

D?Elía, en realidad, pergeña una ambición mayor: quiere armar un congreso progresista en septiembre y lanzar un partido de kirchneristas independientes. Por eso, llama a "reagrupar a los leales". Y espera un guiño del ex presidente para hablar de "reedición de la transversalidad".

Reunión

Entre otras cosas, para lograrlo deberá reconciliarse con otro líder social que tiene línea directa con Kirchner: el diputado Edgardo Depetri. Los celos mutuos los distanciaron en 2008, en pleno conflicto con el campo. La semana pasada, se reencontraron. Acordaron intentar reencauzar la relación ante el nuevo escenario.

Depetri ya estuvo con Kirchner. De hecho, había sido el primero en acordar con él un acto para homenajear a Evita. Pero el dato se filtró antes de tiempo, hubo enojos del resto de las organizaciones y Depetri debió anular todo. Ahora está de viaje, esperando señales oficiales. Como en diciembre se cumple su mandato legislativo, es probable que encuentre refugio en alguna dependencia del Gobierno. Mientras tanto, hoy le cederá protagonismo a las puestas en escena de D?Elía y de Pérsico.

D?Elía concentrará a sus seguidores a las 10.30, junto con sus aliados Hernán Letcher (Segundo Centenario) y Gastón Harispe (Octubres), en plaza Once. Pérsico convocó al Movimiento Evita en Ferro, a las 16. Curiosamente, los dos actos se llaman igual: "Cabildo Abierto de la Militancia".

Pérsico espera recomponerse después de exilios internos (parte de los líderes de su espacio emigraron enojados por su estilo personalista) y de algunos reproches de sus colegas, que cuestionan el trato que les dispensa desde que es funcionario. A principios de este año, Pérsico asumió en el Ministerio de Desarrollo Social y empezó a financiar las cooperativas sociales. Los piqueteros sostienen que favoreció sólo a los intendentes del conurbano. Los mismos a los que hoy acusan de "traidores". Prometen pasarle factura por el error.

Mientras tanto, otro grupo social kirchnerista empieza a armarse en reserva. Hoy habrá una reunión a puertas cerradas de medio centenar de jóvenes que, con la excusa de homenajear a Evita, planificarán cómo y cuándo presentarse en sociedad como "la renovación social del kirchnerismo". No tienen nombre, pero sí eslogan: "Ni un paso atrás".

Kirchner corteja a todos, de una u otra manera. Lo urge la necesidad de recrearse después de la derrota. Algunos esperan que rearme un espacio estratégico autónomo del PJ con los sectores progresistas que antes relegó, mientras el gobernador bonaerense Daniel Scioli propicia reuniones con los jefes territoriales del conurbano y los líderes del campo. Dos fotos en un mismo espacio.

Comentá la nota