Los Kirchner usan taxis aéreos que cuestan hasta US$ 40.000

Es la tarifa que cobran las empresas por traslados ida y vuelta a Río Gallegos.
La comodidad de los Kirchner en tomarse taxis aéreos al sur, donde suelen descansar los fines de semana, se extiende a la manera de contratarlos: sin licitaciones, a pesar de que tienen la flota presidencial a su disposición. Es una costumbre que le puede costar al Estado hasta 40 mil dólares el viaje ida y vuelta desde Buenos Aires a Río Gallegos o El Calafate.

En una investigación publicada ayer, Clarín reveló que tanto Néstor como Cristina Kirchner contrataron en varias ocasiones un Challenger 600, que pertenece a la empresa International General Services (IGS) vinculada a Juan Navarro, del grupo Exxel y que fue subalquilada en varias ocasiones por la flamante empresa Aires Argentinos al matrimonio K.

Un detalle: la empresa que lleva nueve meses en el mercado, aún no obtuvo la habilitación para realizar servicios aerocomerciales de la Administración Nacional de la Aviación Civil (ANAC).

Mientras, el Gobierno sigue utilizando estos servicios, cuyo registro se rehusa en mostrar el secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli. Los precios en el mercado, según constató Clarín son impactantes: en el más modesto Lear Jet 35 ninguna empresa cotiza un vuelo a menos de US$ 15 mil a Río Gallegos. Este avión aún no fue utilizado por los Kirchner.

Gustavo Carmona, ex dueño de la empresa Air Jet, piloto hace 22 años y asesor de Aires Argentinos para la compra de un Lear Jet hoy en manos de esa empresa, sostuvo que en ese avión un vuelo a Río Gallegos ronda los 18 mil dólares. Y revela que viajar en un Challenger 600, como el que varias veces transportó a la familia presidencial, cuesta 36 mil dólares.

Clarín consultó a Aires Argentinos, que puntualizó que en su tarifario un Lear Jet cuesta 5 dólares el kilómetro y 12 dólares en el caso de que sea un Challenger. Como la ruta aérea entre Buenos Aires y Río Gallegos es de algo más de 4000 kilómetros, contratar un Lear Jet costaría 20 mil dólares y el Challenger de IGS 48 mil.

Carlos Colunga, gerente general de Mac Air Jet, empresa de Franco Macri, puntualizó: "Para Río Gallegos contamos con un Lear Jet 35 que cotiza 16 mil dólares. Y nuestro avión más caro para ese trayecto es un Gulfstream GIV con capacidad para 12 personas que está en 40 mil dólares".

Royal Class de la familia Yabran fue contratada al menos en una ocasión por la jefa de Estado. Realizó un vuelo con esta compañía en el Cessna Citation 10 que cuenta con capacidad para 9 personas.

La empresa cotizó el vuelo a la capital de Santa Cruz en 43.540 dólares. La otra aeronave que ofrece esta compañía es un Citation V, similar al Lear Jet 35. Ese vuelo cuesta 21.600 dólares.

Comentá la nota