Kirchner y tres cuadras de abrazos, besos y fotos

Transitó el sector cercano a la estación de la calle Avellaneda en medio de un gentío que pugnó por acercarse.
Es difícil hacer una crónica de una recorrida, de un ex presidente que es ahora candidato, sin caer en lugares comunes y reiteraciones aburridas. Sólo nos puede sacar del pozo periodístico mostrar la entretela.

Cientos de personas se pechaban por tratar de estar junto a Néstor Kirchner, en un ejercicio agotador para él, mucho más para los funcionarios que lo acompañan, el intendente Amieiro estaba al borde del K.O. por el calor, para los custodios y para los periodistas.

Calculando que iba a entrar a un negocio, el cronista se anticipa y entra como cualquier cliente, adentro un hombre que trabaja en una rotisería de la zona está comprando bandejitas de plástico y protestando contra la muchedumbre "que trae este tipo" cuando el candidato a diputado entra y le da la mano, el tipo se queda mudo y comenta "Gran tipo"

El cronista le muestra el grabador y le pregunta si se puede hacerle unas preguntas, comenta al oído "después hablo con la prensa, dejame hablar con la gente". Entonces el cronista guarda el grabador y le dice - Entonces le hablo como ciudadano que ya tiene 54 años, para decirle en nombre de muchos compañeros que se jugaron la vida por volver a la democracia, que me consta de estar orgullosos de haber recuperado su pasión militante durante su mandato-.

"Me vas a hacer poner colorado" . dice el patagónico con un gesto de afecto.

—Pero Cristina es mejor que usted—, insiste el cronista.

"De eso no tengas dudas" señala el ex presidente con un apretón de manos.

Ese mismo tipo de diálogo con muchos otros vecinos, unos que le dicen que vuelva, que no afloje, que no se vuelva atrás, sobre todo cinco años siete u ocho años atrás.

En medio de la caminata se acerca el ministro Randazzo.

¿Qué opina de la "invitación" de De Narváez a los intendentes para que corten boleta?

—Impresentable, antes decía que los intendentes no nos querían acompañar, ahora, con más de 40 que integran las listas, y esto que pasa acá en San Fernando con el intendente Amieiro lo vivimos todos los días en distintos lugares de la provincia, el cariño espontáneo de la gente. Venimos de Fate donde los obreros lo aplaudieron masivamente, es que ellos saben que en medio de una crisis donde en distintos lugares del mundo se cierran fábricas, acá están haciendo una gran inversión que permitirá. tomar a 350 trabajadores más

Fate estuvo por desaparecer en el 2001, ahora tiene 1.450 empleados" señaló el ministro del interior.

Calor térmico y calor humano, un PJ muy afilado en un distrito que fue de los últimos en incorporarse a la ola K, y ahora es uno de los bastiones. Imposible hacer una cronica común.

Comentá la nota