"Kirchner tiene una obsesión por el dinero y el poder"

En Mar del Plata, el periodista habló con Hoy y reveló detalles de sus investigaciones sobre la vida política y sobre cómo el matrimonio presidencial logró cosechar un patrimonio millonario
En menos de tres meses ya vendió 180 mil ejemplares. En su presentación en el ciclo de escritores que se realiza en Mar del Plata, reunió a más de 1.500 personas. Luis Majul está sorprendido por el éxito de su libro El Dueño, que retrata la vida del ex presidente Néstor Kirchner. Reconoce que el contexto lo favorece y que el Gobierno también: "Comete errores todos los días".

Tilda a Kirchner como el presidente más "vengativo y rico" de la historia. Y afirma que una vez que se aleje del poder, las investigaciones judiciales en su contra serán más profundas.

-Le llevó más de 500 páginas contar la vida de Néstor Kirchner. ¿Cómo lo podría resumir?

-Es la biografía no autorizada de un adolescente que nació con el paladar perforado y le generó problemas de dicción. Que a los 7 años tuvo una tos convulsa y le produjo un desvío en el ojo. Que a los 14 años medía como mide ahora y era considerado un "Pan triste" en la secundaria. Que a los 18 intentó seguir la carrera de Magisterio, no pudo, y le generó una frustración muy importante en su vida. Y que terminó convirtiéndose en el presidente más poderoso, vengativo y rico en toda la historia de la Argentina.

-¿Cómo llega un chico con tantos problemas como los que puntualizó usted a convertirse en el presidente más rico de la historia reciente argentina?

-En el libro hay sucesivas anécdotas que demuestran cuál era su obsesión por tener dinero. En un momento, un abogado que fue parte del proyecto kirchnerista y defendió a víctimas de la dictadura, llamado Rafael Flores, enfrenta en un litigio al estudio de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Le gana el juicio a una mujer, que ya había pagado las cuotas de su hipoteca, pero los Kirchner y su estudio se habían quedado con el pagaré. Entonces, le hicieron la demanda para hipotecarle la casa. Rafael Flores se encontró luego en la esquina del juzgado con Cristina y le preguntó si tenían necesidad de llegar a esos niveles. Ella le respondió, según Rafael Flores: "Porque nosotros queremos llegar a la política grande y para meterte necesitás platita, mucha platita".

Acumular poder también se convirtió en una obsesión. Desde 1987, que fue intendente de Río Gallegos, Kirchner gobernó siempre bajo el imperio de la emergencia y la discrecionalidad: sin un Congreso o una Legislatura que le pusiera límites, sin un tribunal superior de justicia que le dijera: "Hasta acá podés llegar". Ese es el estilo Kirchner y eso se refleja en el libro.

-¿Qué es concretamente El Dueño?

-Puede ser leído como una especie de tratado integral de la historia reciente de la corrupción en la Argentina, desde antes de 2003 hasta ahora. Puede ser leído como un ensayo político para comprender lo que pasó y lo que sigue pasando y lo que va a pasar en los próximos dos años. Puede ser leído como entrevistas a personajes poderosos vinculados al entorno K, como Cristóbal López, el llamado Rey del Juego; Juan Carlos Relats, a quien yo llamo El Inquilino, porque le empezó pagando 100 mil dólares y ahora le paga 200 mil dólares para explotar un hotel que permanece cerrado durante cinco meses, que es el hotel de Cristina y Néstor. O una entrevista a Claudio Cirigliano, el hombre más poderoso en el transporte público en la Argentina. Es una investigación periodística, pero también tiene una mezcla de géneros: ensayo, biografía no autorizada.

-¿Cree que una vez que abandonen el poder, la Justicia avanzará más en las investigaciones contra su patrimonio?

-Hay un juez federal con el que yo hablé por este libro que me dijo: "El poder político en la Argentina nunca puede ser investigado al mismo tiempo en el que está en su apogeo. Puede ser investigado, denunciado y eventualmente condenado una vez que se empieza a diluir". Creo que la dilución, la pérdida de ese poder político está sucediendo. Y cuando ya Kirchner no pertenezca al poder, algunos jueces y algunos fiscales van a ir a fondo para hacer las denuncias correspondientes, investigar y condenarlos, si es que prueban.

-¿Qué papel juega Cristina Fernández? Durante el mandato de Kirchner se decía que ella era el cerebro del matrimonio y ahora se dice exactamente lo contrario.

-La divulgación de que Cristina era el cerebro detrás de Néstor siempre la hizo el Gobierno y nunca fue cierto. Cuando vos le pedías un ejemplo concreto, no te lo podían dar. Sí está probado, evidenciado y en el libro se demuestra largamente, que Cristina siempre dependió no sólo políticamente -siempre fue su subordinada-, sino psicológicamente de Néstor Kirchner. Después de tomar decisiones importantes siendo Presidenta -esto me lo contó un ministro-, al otro día, después de cenar y dormir con su marido, Cristina decía: "Dejémoslo para más adelante", y se volvía para atrás. Hay infinidades de anécdotas y de hechos que prueban esto.

La decadencia y el éxito literario

En un pasaje de la entrevista con Luis Majul, se le preguntó lo siguiente:

-¿Entiende que el éxito del libro coincide con la decadencia del kirchnerismo?

-(Piensa) Muestra un sentimiento en la calle. Hoy iba caminando y la gente me trata como si fuera un héroe, y siento que es injusto. No tiene que ver conmigo. Yo hago lo que tengo que hacer, ser periodista. Que un periodista que escribe un libro sea convertido prácticamente en un héroe no habla del periodista, habla de la situación social, de lo que está pasando. Así como en los ‘90 Robo para la corona, Los dueños de la Argentina 1 y 2, El jefe, Pizza con champagne y Nunca más representaron libros emblemáticos a los que el lector acudía como si fueran talismanes de la verdad, este libro está excediendo al autor y se está convirtiendo en algo parecido. Pero no tiene que ver conmigo, tiene que ver con la situación social.

- Si lo hubiese escrito en 2003 la cosa hubiera sido distinta, aunque muchas de las cosas que relata ya habían pasado.

-No hubiese sido igual. Tiene que ver con

el contexto, la oportunidad y con que todos los días el Gobierno comete errores y toma decisiones políticas que hacen que mucha gente recurra al libro para entender de qué se trata.

Comentá la nota