Kirchner sufrió la inseguridad: asaltaron a su contador

Robaron sus oficinas y sustrajeron documentación clave de las finanzas de la familia presidencial. Silencio oficial, hermetismo y sospechas.

Nadie se salva de la inseguridad que vive el país, ni siquiera los allegados al ex presidente Néstor Kirchner, aunque sean los encargados de custodiar el secreto de sus finanzas. El jueves por la noche, dos hombre ingresaron a través de un boquete al Estudio Contable Manzanares, Pombo y Montaner, que llevan los números de los Kirchner, y sustrajeron documentos del patrimonio, las sociedad y las propiedades del matrimonio presidencial.

Aunque fue un hecho de tamaña envergadura, debido a todas las suspicacias que genera el patrimonio K en los últimos años, poco y nada trascendió en los medios locales. Los ladrones no sólo se llevaron papales claves de los Kirchner, sino también una notebook y una caja de seguridad. Lo extraño es que nadie los vio entrar, ni salir, y hasta el momento la policía no tiene indicio alguno de lo que ocurrió.

"Es difícil identificar lo que falta", aseguraron allegados a los contadores del matrimonio según informa el diario Crítica de la Argentina. Lo cierto es que a cuatro días del robo, ni Néstor, ni Cristina, ni sus cercanos hicieron declaración alguna sobre el ilícito. Es cliente del estudio también el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zaninni, quizás el hombre de mayor confianza de la pareja presidencial.

En los archivos del estudio Manzanares, Pombo y Montaner están (o estaban hasta el momento del robo) guardados todos los registros financieros de los Kirchner, incluida la sociedad anónima que conformaron este año para dedicarse al asesoramiento económico, así como la sociedad Los Sauces, que explota el exclusivo Hotel Boutique que tienen en El Calafate.

Es más, la notebook que robaron los ladrones es la de Víctor Alejandro Manzanares, contador personal de los Kirchner en el estudio. Manzanares también fue el hombre que firmó el escrito presentado al Juez Canicoba Corral en la causa que investigaba al matrimonio por presunto enriquecimiento ilícito. En esa computadora descansan todos los secretos de los negocios K, algunos de ellos que la Justicia busca desde hace tiempo.

Silencio oficial. Perfil.com llamó por teléfono durante toda la tarde al estudio contable sito en Alcorta 76 de Río Gallegos. Las secretarias se disculparon por no poder brindar información sobre el robo. "Sólo los contadores están habilitados para dar información al respecto", agregó una de ellas, quien le transmitió a este medio que después de las 16:30 (hora este), el contador Manzanares -que maneja personalmente las finanzas K- o Pombo, otro de los socios, respondería las preguntas. Sin embargo, los llamados posteriores fueron en vano. "Está en una reunión", "salió", "no te puedo decir cuando vuelve" fueron alguna de las respuestas.

Comentá la nota