Kirchner y Scioli podrían encabezar juntos la lista

Según fuentes oficiales, el ex presidente y el gobernador bonaerense se postularían juntos como candidatos a diputados nacionales por la provincia y reeditarían la fórmula presidencial de 2003
El ex presidente Néstor Kirchner y el gobernador bonaerense Daniel Scioli reeditarían la fórmula presidencial de 2003 para encabezar la lista de candidatos a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, señalaron hoy distintas fuentes oficiales.

El desembarco electoral de un gobernador en funciones no tiene antecedentes en la provincia y sería puesta en marcha ante la necesidad del Gobierno de extremar su oferta en el primer distrito electoral del país.

La idea, que sorprendió inicialmente a las propias filas del kirchnerismo, recogió rápidamente adhesiones dentro del oficialismo y fue aceptada por el propio Scioli, quien se lo comunicó hoy a 19 intendentes justicialistas.

La jugada se completará con la participación de los jefes comunales como cabezas de las listas de concejales en sus respectivos distritos, precisaron las fuentes.

"Cuando Scioli nos confirmó que Néstor (Kirchner) le propuso seriamente ser candidato y nos dijo que él había aceptado, nosotros inmediatamente nos pusimos a disposición de encabezar las listas de concejales y defender el modelo", confesó a NA un intendente, que prefirió que resguardar su identidad.

El jefe de Gabinete, Sergio Massa, y el ministro de Planificación, Julio De Vido, dos voces autorizadas de la Casa Rosada, salieron a avalar la iniciativa, mientras que fuentes oficiales también dieron aire a la jugada extrema del kirchnerismo en diálogo con Noticias Argentinas.

"Scioli es un gran candidato porque expresa el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, un modelo político, como también podría ser que sean Kirchner y Scioli los candidatos", sostuvo Massa luego de encabezar un acto en Hurlingham.

Así, le dio forma a las especulaciones generadas por los dichos de Kirchner, quien había calificado al gobernador como "el mejor candidato" del PJ en el principal distrito electoral del país, de cara a las elecciones legislativas del 28 de junio próximo.

La jugada del jefe del justicialismo está orientada a lograr una victoria con la mayor holgura posible en la provincia ante el escenario adverso que tiene el Gobierno en otros distritos claves como Mendoza, Santa Fe, Córdoba y Capital Federal, como consecuencia del desgaste por el conflicto del agro.

De concretarse la fórmula Kirchner-Scioli, el gobernador no renunciaría al Ejecutivo provincial sino que, por el contrario, cedería su banca en la Cámara baja para volver a la Gobernación una vez pasadas las elecciones.

Esta sospecha generó el fuerte rechazo de los líderes de los dos polos opositores de la provincia, Francisco De Narváez y Margarita Stolbizer.

Un poco más allá fue el ex presidente Eduardo Duhalde, quien tomo la elección como una suerte de plebiscito y advirtió que en caso de que Daniel Scioli sea candidato en las próximas legislativas y sufra una derrota "ineludiblemente tendría que renunciar a la Gobernación bonaerense".

La respuesta a estas críticas estuvo a cargo de Massa, quien comparó la situación de Scioli con la del diputado Felipe Solá y la vicejefa de Gobierno porteño, Gabriela Michetti, quienes "no renunciaron" para ser candidatos, por lo que -sostuvo- "tiene que medirse con el mismo estándar a todos".

De Vido, por su parte, alentó tanto al ex presidente como al gobernador bonaerense como posibles candidatos a diputado para las elecciones legislativas, en medio de las crecientes voces en el oficialismo que todavía impulsan la idea de que sea el ex mandatario quien encabece la nómina.

"Son dos excelentes candidatos y dos primeras figuras de nuestro proyecto", sostuvo De Vido.

Sin embargo, al igual que el pasado martes, cuando lanzó la idea en un breve contacto con los medios, Kirchner volvió a elegir este miércoles el misterio y al acompañar a la presidenta Cristina Fernández a un acto en Río Negro señaló que no puede "confirmar nada" respecto a las versiones.

"No puedo confirmar nada ni hablar nada", sostuvo el ex presidente, al ser consultado por los periodistas, y agregó: "¿Qué quiere? ¿Que le mienta, que le diga la verdad o que haga silencio?".

En medio de este mar de rumores, en Santa Cruz comenzó a circular con fuerza la versión de una posible candidatura de Kirchner, ya no por la provincia de Buenos Aires sino por la suya.

El gobernador santacruceño, Daniel Peralta, tiene previsto viajar a El Calafate para reunirse durante este fin de semana largo con el matrimonio presidencial "para charlar todo lo concerniente a los temas políticos que más importancia tienen para la provincia y el país", indicó.

En medio de la expectativa, el diputado kirchnerista Carlos Kunkel buscó bajarles el tono a los rumores al sostener que el PJ recién daría a conocer sus candidatos "el 8 de mayo", sobre el límite de la fecha prevista para el cierre de listas.

La posibilidad de que un gobernador bonaerense se postule a un cargo electivo de menor jerarquía institucional cuando aún le quedan casi tres años de mandato no se registró jamás en la historia argentina contemporánea.

Los ex gobernadores Antonio Cafiero, Eduardo Duhalde y Felipe Solá sí se candidatearon, pero en el tramo final de sus respectivos mandatos.

Comentá la nota