Kirchner y Scioli apuestan fuerte al segundo cordón bonaerense

Kirchner y Scioli apuestan fuerte al segundo cordón bonaerense
Reforzaron su presencia en los distritos más postergados del conurbano. Buscan ampliar la ventaja que les otorgan allí las encuestas. Y compensar las pérdidas en el interior y en el primer cordón de la Provincia. Hoy cierran en La Matanza.
Moldes y José Hernández se cruzan en el barrio de Belgrano y también en Tierras Altas, uno de barrios más periféricos del partido de Malvinas Argentinas. En esas calles con poco asfalto y sin cloacas, ubicadas en el corazón del segundo cordón bonaerense, Néstor Kirchner comenzó ayer su penúltima jornada electoral con una extensa caminata, que se prolongó más allá incluso de lo que le proponía su anfitrión, Jesús Cariglino.

Por la tarde, Kirchner cerró su periplo en Florencio Varela, en el extremo sur del mismo segundo cordón, donde se definió como "el primer pingüino bautizado bonaerense" y pidió "cuidar al Gobierno con el voto" de este domingo.

Ese segundo cordón del conurbano está integrado por 13 partidos, que suman un padrón electoral con más de tres millones de votantes. Complicado en el primer cordón, el de los partidos más cercanos a la Capital que suelen votar parecido a los porteños. Y con un panorama cuesta arriba en el interior rural, donde no sanaron las heridas del conflicto por las retenciones, el Gobierno supo desde el principio que el segundo cordón era vital.

Allí es donde Kirchner comenzó sus actos y caminatas allá por febrero, mucho antes de confirmar su candidatura, siempre de la mano de los intendentes locales, referentes ineludibles para los habitantes de esos distritos, a los que logró amarrar mediante las candidaturas testimoniales.

Y allí volvió en esta última semana que dedicó casi en exclusividad a esos partidos del GBA más lejanos de Buenos Aires y que albergan a muchos de los barrios más postergados. A José C. Paz, Malvinas Argentinas, San Miguel, General Rodríguez y Florencio Varela le dedicó el tirón final de campaña que hoy culmina con La Plata y el acto de cierre en el Mercado Central, en La Matanza, el partido más poblado de todo el Conurbano.

Como ya contó Clarín, Kirchner recuerda en los últimos días ante sus íntimos la elección de 1999 en la que Carlos Ruckauf ganó la gobernación con el impulso decisivo del segundo cordón. Y confía en que se repita.

Durante la caminata de ayer por Malvinas, Kirchner concentró sus declaraciones en responderle a Francisco De Narváez. Defendió la política de obras públicas como una herramienta de inclusión social y, mientras se retiraba de un barrio de casas en construcción, protagonizó un incidente con un periodista del canal América, del cual De Narváez es accionista.

Comentá la nota