Kirchner sale a la cancha a reclutar intendentes

La derrota electoral que sufrió el oficialismo el pasado 28 de junio fue un claro signo de que había que cambiar la estrategia. Por eso, Kirchner lejos de acobardarse saldrá con los tapones de punta a reconquistar intendentes, aunque esto signifique competir con el propio Daniel Scioli, que está haciendo lo mismo.
El encargado de llevar adelante este armado será nada menos que el intendente (en uso de licencia) de José C. Paz, el ultra K, Mario Ishii quien aseguró que dejará la intendencia para "salir a buscar traidores".

El viernes pasado, el ministro de Planificación, Julio De Vido, aterrizó en un helicóptero en los pagos del jefe comunal. Mantuvieron una reunión extensa, de más de dos horas y media, y se pusieron de acuerdo en algo: Kirchner debe ser el próximo presidente. Para eso, Ishii, De Vido y otros funcionarios de la mesa chica K saldrán a recorrer la Provincia, con la obra pública bajo el brazo.

Comentá la nota