¿Por qué Kirchner reasumirá en Resistencia?

Parecen ser muchos los motivos de esa decisión de Néstor Kirchner, pero el primero es el ofrecimiento que le realizó el gobernador Jorge Capitanich, ya el año pasado. En verdad el ex presidente nunca dejó de conducir el Partido Justicialista, aunque este haya estado formalmente en manos del vicepresidente a cargo, Daniel Scioli.
Es no menos cierto que el chaqueño fue más que leal con los patagónicos, a veces sin evaluar conveniencia de costos y beneficios de esa relación. Muchas veces apuntaló decisiones y aportó iniciativas que pasaron por una mesa chica informal que se reúne en la Residencia de Olivos o intercambió opiniones, casi a diario.

Ni en los peores momentos de la gestión presidencial de Cristina Fernández de Kirchner intentó Capitanich bajar el perfil de esa relación pública, a la vista de todos. Tal vez con una unidad de medida distinta a la usada por la mayoría, el gobernador sabe como se responderán esos gestos que no tiene otro carril que el de la política misma.

Con prudencia

Habitualmente locuaz, ante las consultas, ahora el gobernador prefirió señalar "simplemente que se trata de una invitación a la que accedió Kirchner", que primero el acto iba a ser el 24 de febrero, por que ese día de 1946 fue que Juan Domingo Perón logró su primer triunfo en las urnas y que ahora pasó al 11 de marzo.

Pero no es lo mismo que el acto se haga en Resistencia o en Salta con Juan Manuel Urtubey, en Tucumán con Jorge Alperovich, en Entre Ríos con Sergio Urribarri o en San Juan con José Luis Gioja, quienes son otros de los presidenciables del peronismo que sigue alineado con los Kirchner. Por ahora es un gesto, nada más.

La fecha elegida está cargada de simbolismos para los peronistas. Para quienes abordan a ese partido desde un perspectiva menos ortodoxa recuerdan que Héctor J. Cámpora logró más del 50 por ciento de los votos el 11 de marzo de 1973 y que esa decisión popular abría el camino al retorno definitivo de Juan Domingo Perón al país.

El peronismo exhibió entonces una visión frentista, hacia afuera, y tolerante del amplio disenso que se manifestaba en su interior. Es probable que desde Resistencia Kirchner emprenda la decisión construir otro frente político de cara a las necesidades electorales para dentro de 18 meses, cuando solo se esté a días de la elección presidencial.

También es posible que desde el capital chaqueña se anuncie que el PJ nacional tendrá un candidato a presidente que surgirá de una elección interna para que el voto popular sea el que legitime cualquier postulación. Hay tantas posibilidades como interrogantes abiertos. Eso sucederá tres días antes que el peronismo chaqueño celebre su elección interna, en la que habría lista única y Capitanich sería su presidente.

Comentá la nota