"Kirchner quiere una revolución delirante contra la oligarquía"

Entre bromas y de buen humor, Elisa Carrió afirmó ayer en Las Cuevas que el Gobierno quiere enfrentar a la "supuesta oligarquía" del campo con "piqueteros kirchneristas armados
"Kirchner les está aumentando la bronca para llevarlos a confrontar con los pobres del conurbano, mucho de ellos piqueteros kirchneristas armados. Quieren armar una especie de imagen de una revolución delirante donde el pueblo confronta con la supuesta oligarquía. Los supuestos oligarcas son los pequeños y medianos productores de este país que permitieron que nosotros vayamos a la escuela, a la universidad y que podamos vivir en las ciudades", dijo ayer Carrió en un almuerzo que organizó en Las Cuevas, el Acuerdo Cívico y Social de Diamante.

Fue a los postres de un asado con cuero que se sirvió en un amplio tinglado del establecimiento El Mirador y al que asistió casi toda la dirigencia radical de la provincia y aliados en el Acuerdo.

Como oradora de cierre -tras una decena de discursos que comprendieron a dos visitantes más, el ex vicegobernador radical de Córdoba, Mario Negri y la diputada de la Coalición Cívica, Patricia Bullrich-, Carrió sintió que le hablaba a un sector representativo del sector agropecuario y pidió: "No les tenemos que dar el gusto, Buenos Aires no puede ser a emboscada para un disparate, sobre todo porque en los tractores van los peones y no siempre van dueños de los campos".

Tras un helado silencio de algunos segundos, agregó: "Es duro lo que digo, pero lo sabemos".

Los comensales se volvieron a animar cuando, renglón seguido, Carrió acotó que "es el tiempo de exigirnos a los que fuimos electos diputados nacionales que cumplamos con el compromiso: eliminación de las retenciones, de la Oncca y bajar al 10 por ciento a las retenciones a la soja y en el resto nada".

Y se terminó de despabilar cuando convocó a "exigirle a toda la oposición, a cada uno de los diputados que no se venda por dinero para dar un quórum".

"Estoy segura que todos los diputados del Acuerdo Cívico de Entre Ríos van a defender la palabra y por eso van a gobernar Entre Ríos", completó y, ahora sí, todos aplaudieron.

No obstante, al final de un discurso que en su mayor parte fue distendido y coloquial, Carrió volvió sobre el asunto: "El campo va a salir adelante, todos vamos a salir adelante. Las grandes víctimas de este país son el pueblo pobre peronista al que una banda de mafiosos sumió en la humillación en la esclavitud y ahora le pone armas. Por qué no van ellos, si son tan machitos, por qué no van ellos en vez de poner al pobre como ejército ¡Cobardes!", gritó.

DUHALDE. "Duhalde ahora me querella porque le dije lo obvio: que era responsable del crecimiento del narcotráfico en la provincia de Buenos Aires. Y ahora va a juicio... Divino, tengo el pijama rayado, eso es lo más", ironizó, sonriente.

"Jamás inicié una querella contra nadie. Cuando uno está en la vida política, sabe que tira el prestigio a los perros porque tiene responsabilidad. Señor Duhalde, hágase responsable de su propia historia: no puede una mujer enseñarle que no hay que llorar en los tribunales lo que no se supo defender cuando se era gobierno", desafió Carrió.

"La unidad del espanto nos lleva de nuevo a las mafias. Quien quiere pedir la unidad en nombre del espanto es Eduardo Duhalde y es nada más y nada menos que el que construyó a Néstor Kirchner", dijo.

ENTRE RIOS, EJEMPLO. El dirigente cordobés, de origen entrerriano, Mario Negri, consideró necesario que la oposición de Argentina observe a Entre Ríos "para ver lo que fue capaz de construirse con generosidad, desprendimiento, para recrear una alternativa que haga viable una provincia y también que cambie un modo de gobernar".

"Cuiden lo que han hecho –aconsejó- están en las puertas de volver a homenajear la historia de nuestra provincia, de terminar con el travestismo político de los Busti, que un día fueron menemistas, kirchneristas, pos kirchnerista, disidente, pero por sobre todo agente del atraso y la miseria".

En otro tramo, definió a Sergio Urribarri como "el gobernador más felpudo de la política argentina, que se arrastra ante el gobierno nacional para conseguir dos pesos. Ese es el ejemplo del país que no puede ser", dijo.

Para destacar

Conspiración. "Creo que hay una conspiración contra mí, porque estaba haciendo dieta y me comí todos los pastelitos, toda la carne. A mi Entre Ríos me quiere engordar", bromeó Carrió, antes de definirse, en el mismo tono, como una "radical libre".

Deporte nacional. "Pegarme a mi es un deporte nacional, no sólo del PJ, también me han pegado muchos de mis compañeritos. La gorda se cae, decían. Los momentos de adversidad son los mejores momentos de los pueblos, es cunado uno sabe quiénes son en serio y quienes de mentira, quienes tienen principios y quienes son especuladores".

Pirucha. "Ahora soy Pirucha, como dijo Aníbal Fernández. Un agravio que me parece divino. Andar pirucheando es lo más".

Principios. "Con los principios no sólo se vive, se hace el futuro de la Nación, esa es la semilla. No va a existir Moyano cuando haya sindicalistas con principios. La fuerza de la convicción y del espíritu pueden más que todas las trampas de este hombre menor, al que hay que tenerle pena"

Consolidar el Acuerdo

HASTA LAS CUEVAS se llegó la mayoría de la dirigencia radical provincial y de partidos del Acuerdo. No pudo ir, en cambio, el presidente de la UCR nacional, Gerardo Morales, que había sido anunciado.

Durante el almuerzo pasaron por el micrófono la dirigente de la Coalición Cívica, Adriana de la Cruz de Zabal, los diputados nacionales de la UCR Gustavo Cusinato y Sergio Varisco, el senador nacional Arturo Vera, el dirigente del comité Diamante Jorge Monge, y los diputados electos Atilio Benedetti e Hilma Ré. No estuvo el tercer diputado electo, Jorge Chemes.

Tal como se esperaba, asistieron un grupo de socialistas –entre los que se encontraba Santiago Reggiardo y Claro Díaz- que no rompieron relaciones con el Acuerdo como lo hizo la conducción del PS.

Precedido por un cántico de militantes que lo postuló para la gobernación en 2001, Benedetti fue el orador local más importante. Dijo que el Acuerdo "se está consolidando cada día más y nos va a llevar de la mano a conducir los destinos de esta provincia y del país en 2011".

Llamó a "luchar por la república y por un país federal, terminar con proyecto de concentración y sumisión económica y política" y a "poner freno a este proyecto que apunta a sojizar totalmente el país en manos de unos pocos".

En este sentido, adelantó que la primera medida que el Acuerdo intentará forzar con la nueva composición del Congreso es modificar las atribuciones de la Oncca (Oficina Nacional de Control del Comercio Agropecuario), el órgano rector del comercio rural y el encargado también de la distribución de subsidios. "Lo único que interesa es el monocultivo porque es lo que más renta da para las arcas que concentra el gobierno nacional", dijo.

Por su lado, Re opinó al respecto que "no hay demasiado secretos: donde el productor ganadero vuelva a tener rentabilidad y reglas claras para invertir lo va a hacer".

Comentá la nota