Kirchner prueba su popularidad con un acto en Rosario

El ex presidente y diputado nacional Néstor Kirchner probará mañana en Rosario cómo se encuentra su relación con la militancia de la provincia, en un acto que encabezará en el estadio cubierto de Sportivo América. El encargado de organizar el mitin fue Agustín Rossi, una de las principales espadas políticas con la que cuenta el kirchnerismo y quien ahora comparte un espacio común en la Cámara baja.
El arribo de Kirchner a la ciudad representa todo un desafío político, ya que el ex presidente se había desacostumbrado a los actos que no tuvieran como escenario al conurbano bonaerense, un distrito que, pese a la derrota electoral de junio, sigue en primer lugar de sus preferencias cuando sale de la Quinta de Olivos.

Rosario, al igual que el resto de los grandes centros urbanos del país, se transformó en territorio esquivo para el kirchnerismo, donde la aprobación popular a la gestión de gobierno sufrió una merma considerable desde que se desató el conflicto con el campo.

Pero su llegada se produce de la mano de Rossi, quien juega de local y arrimará seguramente a Sportivo América una importante cantidad de militantes para que arropen al jefe del kirchnerismo.

El jefe. Rossi fue ratificado por el propio Kirchner al frente del bloque oficialista, ya que le reconoce (más allá de los votos obtenidos el 28 de junio) su lealtad al proyecto y su capacidad como jefe de la bancada que le permitió salir victorioso en todas la votaciones de Diputados.

El lugar elegido para el acto no es casual: no sólo es el estadio que usa habitualmente Rossi para sus actos, sino que fue el que utilizó el propio Néstor Kirchner en 2003 cuando vino a lanzar su candidatura presidencial a Rosario, momentos en que el Chivo era concejal de Rosario y nada hacía prever su ascenso al escenario político nacional.

La reaparición de Kirchner en Rosario también debe leerse como un desafío a Carlos Reutemann, quien abandonó el redil del santacruceño para posicionarse como posible candidato presidencial del peronismo disidente.

Para el acto del lunes, Rossi invitó —por pedido de Kirchner— a todos los intendentes peronistas de Santa Fe. "El objetivo es hacer un buen acto para terminar el año, en el marco de las recorridas que está haciendo Kirchner por el país", explicó Rossi.

Comentá la nota