Kirchner privilegió su alianza con los caciques del PJ bonaerense

La lista que presentó el kirchnerismo para competir por la conducción del PJ bonaerense el 30 de noviembre dejó a la vista que el ex presidente y titular del PJ nacional, Néstor Kirchner, volvió a apoyarse en la estructura partidaria de los viejos caciques del PJ, mientras quedaron sin espacio los intendentes "nuevos" y quienes no demostraron fidelidad en el conflicto con el campo.
Entre los castigados por "desleales" figura el histórico sindicalista de UATRE y titular de las 62 organizaciones, Gerónimo Venegas, quien en diciembre deberá abandonar su silla en la actual conducción del peronismo provincial a pesar de los infructuosos intentos ante Kirchner, del titular de la CGT, Hugo Moyano.

En la lista oficialista encabezada por el vicegobernador Alberto Balestrini, la rama gremial quedó integrada finalmente por el intendente de Tres de Febrero de extracción sindical, Hugo Curto, el propio Moyano, que a su vez logró incorporar a sus delegados Abel Frutos (Panaderos), Omar Manchini (CEAMSE, de Almirante Brown) y Miriam Lomonaco (Mar del Plata).

Otros "heridos", que deberán esperar "otro turno" para conseguir más casilleros en la estructura de poder partidario más grande del país, serán los intendentes kirchneristas "nuevos", entre los que se conocen a quienes desbancaron en las elecciones de 2007 a viejos caciques duhaldistas de la Tercera Sección electoral, como Manuel Quindimil en Lanús, Jorge Villaverde en Almirante Brown y los delegados del ministro de Justicia, Aníbal Fernández, en Quilmes.

Entre los "nuevos", el intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez, deberá contentarse con la presidencia del PJ de su distrito, Lanús, ya que su jefe político, el senador José Pampuro es el primer consejero provincial por esa sección.

Similar es el caso de los intendentes de Lomas de Zamora, Jorge Rossi, quien deberá disputar los votos de los afiliados con el candidato duhaldista a presidir el PJ local, Miguel Toledo, hermano del ex ministro de Obras Públicas de Eduardo Duhalde, Hugo Toledo.

Allí puso sus fichas también el saliente presidente del Congreso provincial del PJ, Osvaldo Mércuri, quien terminó con su "neutralidad" frente a la reedición de la pelea kirchnerismo-duhaldismo, y aunque no se postuló, puso delegados suyos en la lista duhaldista de Toledo.

Donde se esperan duros duelos el 30 de noviembre es en los distritos de San Martín, donde un candidato del sindicato de la UOM, Osvaldo Lobato, confrontará con la actual diputada devenida en duhaldista, Graciela Camaño, esposa del gastronómico Luis Barrionuevo, creador de la antikirchnerista CGT Azul y Blanca.

Luján será otro distrito donde la interna para presidir el PJ local será fuerte, dado que confrontará la actual intendente Graciela Rosso con su antecesor duhaldista, Miguel Prince.

Está por verse si la Junta Electoral habilita las listas opositoras que intentan competir por la presidencia del PJ local con los intendentes de Almirante Brown, Darío Giustozzi; de Presidente Perón, Alfonso Regueiro, y de Quilmes, Francisco "Barba" Gutiérrez, entre otros.

En Esteban Echeverría, el kirchnerista Fernando Gray logró una lista de unidad con sectores ortodoxos del PJ local para ser encumbrado nuevo titular del partido en el distrito, lo mismo que el nuevo intendente kirchnerista de La Plata, Pablo Bruera, que no tendría competidor para presidir el partido a nivel local.

Comentá la nota