Kirchner, preocupado por las encuestas, quiere que Daniel Scioli sea el candidato

El "operativo clamor" que muchos dirigentes le están haciendo al ex presidente de la Nación y presidente del Partido Justicialista, Néstor Kirchner, para que defina su candidatura a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires trae una sorpresa que dejará boquiabiertos a más de uno: el santacruceño está muy preocupado por las encuestas que lo dan muy por debajo de Francisco de Narváez y por eso piensa patear el tablero político con una jugada de alto impacto, que es decirle al gobernador bonaerense Daniel Scioli que se "juegue la patriada" y sea él nomás quien encabece la nómina de aspirantes a una banca en el Congreso Nacional.
"La estrategia de Kirchner está basada en datos concretos que él sólo maneja y estudia", le señalaron en exclusiva a Agencia NOVA voceros partidarios que trabajan cerca del ex presidente.

Consultados respecto a esos "datos concretos" que están en estudio, las fuentes manifestaron que "son las encuestas y los distintos sondeos que en forma permanente se les encargan a las consultoras para medir qué grado de aceptación tiene su candidatura a diputado nacional".

"Con los datos en la mano, Kirchner está convencido de que será muy difícil remontar una tendencia adversa, que en estos momentos indica que De Narváez crece en la intención de voto toda vez que se mide el posicionamiento de los candidatos", agregaron los voceros.

Seguidamente, indicaron que, como contrapartida, el gobernador bonaerense Daniel Scioli "mide mucho mejor" y que por ende las expectativas de triunfo -el 28 de junio- son todavía más altas.

"Por supuesto, el gobernador Scioli no sabe nada de esta cuestión", aclaró uno de los confidentes, para de inmediato explicar que "en las próximas horas y días habrá varias reuniones para analizar distintos aspectos, como ser los institucionales y los políticos".

Desde lo institucional, se sabe, en caso de que Scioli acepte "jugar la patriada" (¿Obligado por las presiones y/o amenazas kirchneristas respecto al envío de fondos para la Provincia?) el Gobierno quedará en manos del actual vicegobernador, el matancero Alberto Balestrini, hombre que goza de una alta simpatía por parte de Kirchner.

Y "como si esto fuera poco", cobró fuerza la versión de que en su desesperación por encontrar una figura relevante, Kirchner mandó a medir al veterano caudillo y ex gobernador bonaerense, Antonio Cafiero, con la idea de "aglutinar a distintos sectores del justicialismo y para que no se dispersen los compañeros con las promesas de otros sectores".

Una medición en La Plata

En tanto, se supo que el intendente de La Plata, Pablo Bruera, encargó una medición a la consultora Julio Aurelio y Asociados para saber cómo están posicionados los principales referentes de la provincia de Buenos Aires en su carrera hacia el Congreso Nacional.

Al respecto, trascendió que el diputado nacional Francisco de Narváez (quien será secundado en la lista por el ex gobernador bonaerense y actual compañero de bancada, Felipe Solá) alcanza un 35 por ciento de intención de voto; Néstor Kirchner obtiene un 15 por ciento y la dirigente de la Coalición Cívica, Margarita Stolbizer, cuenta con el respaldo del 10 por ciento del electorado.

Quienes trabajan en la ingeniería electoral saben que Kirchner no está tan equivocado cuando piensa en un reemplazante de peso. ¿O en este caso sí? (www.agencianova.com)

Comentá la nota