Kirchner pelea por listas también en Santa Fe

• Anoche, Agustín Rossi, jefe de la bancada oficial, resistía presiones
o sólo la candidatura de Néstor Kirchner se mantenía anoche como revelación de último momento para este fin de semana de cierre de listas. Hay otras definiciones, que impactan además de en la elección, directamente en cómo manejará el Congreso el Gobierno, que amenazan también con dejar sin sueño al oficialismo hasta el sábado a las 12 de la noche. El caso más confuso era anoche el de Agustín Rossi. El jefe del bloque oficialista de Diputados viene soportando la presión de los Kirchner para que decline la candidatura para renovar su banca por la lista que armó en soledad enfrentando a Carlos Reutemann.

Casi en broma, se llegaba a afirmar ayer que Rossi había hasta apagado su celular para evitar que llegara una llamada desde la residencia de Olivos para presionarlo a bajarse de la candidatura, al mismo tiempo que se alentaban negociaciones entre Reutemann y el Gobierno para intentar recomponer mínimamente alguna relación.

Esto último fue descartado, mientras Rossi eligió seguir adelante con su lista. Pero ninguna de esas movidas modificó el problema de fondo que el Gobierno tiene en esa provincia: su único representante en la elección, si bien no lo convalida públicamente, sigue siendo Rossi, aunque los pronósticos más certeros lo pongan, como primer candidato, en el límite de no poder renovar su banca. De todas formas, los Kirchner saben que los diputados y las bancas en el Senado que consiga Reutemann no se ubicarán entre los opositores más duros al Gobierno.

Senaduría

De todas formas, Rossi anunció anoche que Claudio Leoni, secretario del gremio de Empleados Municipales de la Provincia de Santa Fe, miembro de la conducción de la CGT en la provincia y secretario general del justicialismo local, será el candidato a senador que peleará en las elecciones con Reutemann

y el socialista Rubén Gius-tiniani. Rossi dijo que ratificará su candidatura y anunciará el resto de la lista, mientras las presiones desde Olivos continúan para bajarlo.

Para muchos peronistas santafesinos, Rossi llegó demasiado lejos en su campaña como para bajarse de la candidatura a primer diputado, pero se reconocía también que la polarización que se vive en esa provincia con la lista que arman el socialismo junto con la UCR y la Coalición Cívica lo había dejado sin demasiadas alternativas.

El conflicto en Santa Fe es un reflejo de los problemas que tiene el kirchnerismo en otros distritos para conseguir cerrar listas. Pero también es un espejo de los problemas que acecharán al Congreso desde el próximo 10 de diciembre. El Gobierno per-derá en estas elecciones nombres claves, como el de

Alberto Cantero, el diputado que aguantó las presiones de la oposición en el debate por la Resolución 125 como presidente de la Comisión de Agricultura. Pero por otro lado, se esperaba un milagro que resucite para el kirchnerismo cordobés la candidatura de Patricia Vaca Narvaja, la vicepresidenta de Diputados que, después de haber sido descartada de la lista, ayer entró de nuevo en la negociación.

Comentá la nota