Kirchner y De Narváez polarizan la elección

Las principales encuestadoras marcan una fuerte polarización entre el ex presidente y el candidato de Unión Pro, por lo que los indecisos podrían ser clave en la elección del 28

A una semana de las elecciones legislativas, las principales encuestadoras siguen mostrando diferencias en sus mediciones, aunque coinciden en reflejar una fuerte polarización entre las candidaturas de Néstor Kirchner y Francisco De Narváez en la provincia de Buenos Aires.

Teniendo en cuenta que los sondeos no marcan una tendencia irrevocable, la cantidad de indecisos en el principal distrito del país -que varía entre el 5 y el 15 por ciento según los distintos consultores- podría ser clave en la elección del 28.

En la Capital Federal, en tanto, Gabriela Michetti sacaba una buena ventaja a sus rivales Alfonso Prat Gay, Carlos Heller y Fernando Pino Solanas, aunque la candidatura del cineasta y referente de Proyecto Sur venía en alza.

Otros distritos importantes podrían deparar una sorpresa: en Santa Fe Carlos Reutemann no la tenía nada fácil con el socialista Rubén Giustiniani -apoyado por el gobernador Hermes Binner-, mientras que en Córdoba Luis Juez estaba siendo acechado por el justicialista Eduardo Mondino.

En este contexto, los principales candidatos -excepto Kirchner, quien se recluyó en Olivos a raíz de una gripe- encabezaron este sábado numerosos actos al comenzar la última semana de campaña, teniendo en cuenta que el jueves próximo concluirá el plazo legal para realizar proselitismo.

La consultora Analía del Franco, de Analogías, señaló hoy que su último estudio de intención de voto ubica en primer lugar a Kirchner, con el 37 por ciento, y segundo a De Narváez -quien cerró su campaña en el interior bonaerense con un acto en Tandil- con 32 puntos.

Del Franco sostuvo, en declaraciones radiales, que la fórmula del Acuerdo Cívico y Social, que encabezan Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín en la Provincia, está tercera con 20 puntos.

Por su parte, Doris Capurro, directora de la consultora Ibarómetro, aseguró que en base a datos propios existe "una diferencia importante a favor de la fórmula oficial", aunque no habló de cifras.

De todos modos, Capurro dijo este sábado en declaraciones radiales que se observó "un enorme crecimiento de Unión-PRO" durante los últimos días, aunque todavía De Narváez estaba debajo del Frente Justicialista para la Victoria.

Como contrapartida, la consultora Poliarquía -que la semana pasada había ubicado al referente del PJ disidente arriba de Kirchner-ratificaría en las próximas horas esa tendencia en la portada del diario La Nación.

La medición que causo desazón en el Gobierno nacional había arrojado 27,6 puntos para Unión-PRO y 24,5 por ciento para la fórmula oficialista de Kirchner y Daniel Scioli, quien en los últimos días viene realizando una verdadera maratón de visitas tanto al interior de la Provincia como al GBA.

A su vez, la consultora que asesora a Unión-PRO, Isonomía, arrojó en su última medición una ventaja de 3 puntos a favor de De Narváez.

En esa escasa brecha que reflejan los encuestadores entra a jugar fuerte el papel de los indecisos, quienes podrían inclinar con su voto la balanza electoral.

Según datos de Ibarómetro surgidos de encuestas en todo el país, sólo el 50,8 por ciento de los votantes tiene definido a su candidato y no lo piensan cambiar.

Además, un estudio de Ibope Inteligencia, enfocado en los jóvenes de entre 18 y 24 años, aseguró que el 39 por ciento de ese grupo todavía no tenía definido su voto. Incluso, casi la mitad de los jóvenes -el 48 por ciento- ni siquiera sabe si irá a votar el próximo 28.

Comentá la nota