Kirchner se mostró con Moyano y fustigó el acuerdo Carrió-UCR

Sin mencionar los reclamos de la CGT prometió que el Gobierno "luchará" para mantener el empleo; sobre el pacto entre la Coalición Cívica y el radicalismo, afirmó: "vuelven a levantar las viejas banderas de la alianza que llevó al fracaso de 2001; además, volvió a atacar a las AFJP
En medio de la creciente presión de la CGT para que el Gobierno tome medidas concretas para evitar despidos, Néstor Kirchner se mostró con Hugo Moyano y, sin mencionar los reclamos de la central obrera, prometió que el gobierno de Cristina Kirchner "luchará" para mantener el empleo.

Además, Kirchner fustigó el flamante acuerdo entre Elisa Carrió y la UCR para conformar un frente electoral con miras a las elecciones del año próximo. Comparó el acercamiento oficializado la semana pasada con la Alianza que encabezó Fernando De la Rúa.

Juntos. El ex presidente y el secretario general de la CGT compartieron un acto que se realizó en la quinta de San Vicente como parte de los homenajes por el Día de la Militancia.

Como había hecho la semana pasada en Chile, Kirchner dedicó buena parte de su extenso discurso a fustigar a las "políticas neoliberales", que volvió a identificar como "causantes" de la debacle.

"Por el desendeudamiento, por la renegociación de la deuda, por haberlo dicho adiós a las políticas del Fondo Monetario [Internacional]. Gracias a todas esas políticas podemos enfretnar la crisis internacional, casi la mas profunda de este siglo", afirmó.

En este marco, se refirió al impacto de la debacle en la Argentina, aunque evitó aludir a los reclamos que la CGT, con Moyano a la cabeza, reactivo en los últimos días. "Tenemos que dar una lucha para mantener la actividad y el empleo. El esfuerzo argentino se ve nuevamente. Pero el Gobierno lo va a enfrentar, va a enfrentar las políticas neoliberales", sostuvo.

Las críticas, afuera por un rato. Moyano, que habló pocos minutos antes que Kirchner, dejó por un rato de lado las advertencias al Gobierno y, en cambio, reafirmó su respaldo a la Casa Rosada.

Destacó la importancia de "apoyar el modelo" y cuestionó a quienes, según él, buscan "desestabilizar" a la administración de Cristina Kirchner. "Hay que tener presente la militancia para evitar que los agoreros que quieren desestabilizar al Gobierno tengan la intención de perjudicarlo", exclamó.

Atrás pareció quedar el tono crítico con el que, más temprano, el jefe de la CGT había asegurado que "por ahora" su relación con la Casa Rosada es buena y destacara que la central obrera se comporte con los gremios "tan consecuentemente" como los sindicalistas lo hicieron con el Gobierno.

Moyano volverá a hablar en público esta tarde en otro acto organizado por el Día de la Militancia. Será esta vez en la sede central de la CGT, en Azopardo al 800. El camionero encabezará la inauguración de una muestra en homenaje a José Ignacio Rucci.

Contra el acuerdo. En otra parte de su largo discurso llegó la furibunda crítica de Kirchner al acuerdo que Elisa Carrió y Gerardo Morales cristalizaron la semana pasada y que, tras plantear reparos, fue bendecido por Raúl Alfonsín.

"Dios nos libre a la Argentina de esa alianza del pasado", embistió Kirchner, quien llamó a los argentinos "a tener muy buena memoria", días después de que la líder de la Coalición Cívica y dirigentes radicales anunciaran la gestación de una nueva alternativa opositora.

"Esa nueva alianza de derecha que se está construyendo en el país con los mismos rostros de los que declararon el default, del corralito, que quebraron la industria, de la desocupación. Son los mismos que se fueron volando, son los mismos que se escaparon", subrayó el titular del PJ al encabezar el acto por el Día de la Militancia, en la quinta de San Vicente donde descansan los restos del ex presidente Juan Domingo Perón.

Por otra parte, Kirchner volvió a lanzar fuertes cuestionamientos contra las AFJP y defendió el pyecto de ley para poner fin a la jubilación privada, que el oficialismo pretende convertir en ley el próximo jueves.

"En un acto de dignidad y responsabilidad, gracias a Dios, vovleremos al reparto solidario. Los fondos de los jubilados ya no se van a invertir más en el exterior. Con esta reforma fundamental se termina una de las inequidades más grandes de la historia", afirmó el ex presidente sobre el proyecto que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados y que el jueves tratará el Senado.

Comentá la nota