Kirchner se mostró entre la gente en una caminata cuidada paso a paso

Kirchner se mostró entre la gente en una caminata cuidada paso a paso
En Florencio Varela, se abrazó y sacó fotos con los vecinos. Lo siguieron cuatro cámaras propias.
El intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, y la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, fueron de los primeros en enterarse, la semana pasada y, sin perder tiempo comenzaron a preparar un terreno que conocen de memoria. La gente de la Secretaría General de la Presidencia recibió la orden de ocuparse de la logística el lunes a la tarde, y tuvo que correr para contratar los dos móviles y las cuatro cámaras que difundirían las imágenes. El personal de ceremonial y seguridad llegó al lugar ayer bien temprano por la mañana. Y recién cuando todo estuvo listo, y cuidado hasta el último detalle, el helicóptero aterrizó en el barrio Don Orione. Enseguida, Néstor Kirchner arrancó su primera caminata de campaña y avanzó un paso más en el lanzamiento de su candidatura a diputado por la Provincia.

En poco más de dos horas de recorrida, Kirchner se abrazó con hombres y mujeres, besó chicos y abuelos, posó para las fotos de todos los que le apuntaron con sus celulares, se metió en algunas casas, tomó mate, firmó autógrafos e hizo decenas de bromas sobre Rácing y otros temas. "Néstor, éste es el último peronista", le gritó una mujer mientras le acercaba un bebito. "Bueno, entonces me lo llevo", respondió el jefe del PJ y, obviamente, todos rieron.

Dicen que Kirchner se quedó tan contento con la caminata -pensada para establecer un contacto directo con la gente- que ya tiene todo listo para repetir la experiencia el viernes, esta vez en Berazategui. Más allá de que desde el Gobierno se esfuerzan por resaltar la "espontaneidad" de las visitas, nada está librado al azar. Ayer, cuando por cuestiones técnicas se tuvo que cambiar el recorrido original sobre la hora, algunos transpiraron. No hubo sorpresas desagradables, pero Kirchner se fue sin haber podido ver muchas de las banderas que le habían preparado para la bienvenida.

El barrio Don Orione no es un lugar cualquiera del conurbano. Desde hace tiempo, en toda esa zona de Florencio Varela el ministerio de la hermana del ex presidente desembarcó con el plan "Ahí", que permite brindar un "abordaje integral a los más carenciados". Ese trabajo social quedó en evidencia en el Salón de Usos Múltiples o el Centro de Desarrollo Infantil por los que pasó Kirchner. En la escuela secundaria, los integrantes de la orquesta le pidieron que le agradeciera a Cristina los instrumentos que les había mandado y la invitaron a un concierto.

"Los votos se ganan de a uno", decía ayer un funcionario que acompañó a Kirchner durante la recorrida. Pero si lo que se buscaba era reforzar el contacto cara a cara con la gente, también se cuidó hasta el extremo que las imágenes pudieran llegar a todos. A los medios de comunicación se les avisó un rato antes, pero un móvil satelital liberó la señal para que pudieran utilizarla en vivo todos los canales de televisión. Con 250 metros de cable cada una, las cuatro cámaras contratadas para la ocasión se turnaron para enfocar al ex presidente-candidato. Otra cámara portátil y un fotógrafo no se despegan de Kirchner desde hace varias semanas. Para que los abrazos en Florencio Varela o Berazategui puedan ser vistos también en el resto de la Provincia.

Comentá la nota