Kirchner metió presión en el PJ y sostuvo a Heller en la Ciudad

Alineó a sectores del partido que se negaron a acompañar la candidatura a diputado del banquero. Y sacó a la dirigencia porteña para que le diera un fuerte respaldo público. Ahora, negocian lugares en la nómina de legisladores por el distrito.
Fue un día de furia en el peronismo porteño. Pero Néstor Kirchner logró lo que no había podido en la noche del martes en Olivos: alinear al PJ detrás de la candidatura de Carlos Heller. Eso no quiere decir que las tensiones y broncas se hayan acabado.

Desde temprano, Daniel Filmus, el nombre que había vuelto a surgir como pieza de unidad en la cumbre del PJ el martes en la residencia presidencial, ratificó su decisión de no moverse de su banca en el Senado. "Cuando era ministro de Educación y me presenté como candidato a senador dije que mi compromiso con los porteños era asumir y cumplir con mi mandato. Sé que Néstor y Cristina respetan mi decisión", explicó a Clarín.

¿Y una candidatura testimonial? "Creo que los votantes porteños no avalan eso. Yo respeto a mis compañeros que lo hacen en la provincia, pero creo que aquí hay una cultura política distinta", agregó Filmus.

Los cabecillas de la resistencia a Heller eran el líder del Sindicato de Encargados de Edificios (SUTERH), Víctor Santa María, y su alter ego en la Legislatura, Juan Manuel Olmos.

No eran una fuerza menor. A partir del poder económico y organizativo de su sindicato, Santa María se convirtió desde hace años en referente ineludible de los armados del peronismo en la Capital Federal. Su tropa es la más grande en el Congreso del PJ porteño y desde hace meses venía impulsando la candidatura de Jorge Telerman. Sólo aceptaba las de Filmus o Rafael Bielsa como alternativa. "La cabeza de nuestra lista debe ser un peronista", repetía. La semana pasada, cuando logró correr a Alberto Fernández de la conducción del PJ porteño y tomar el control de la Comisión de Acción Política (CAP), ratificó esa senda.

Hasta ayer a la mañana, Olmos manifestó sus reparos: "Heller no fue consultado con el Partido Justicialista; si la decisión es que él sea el candidato, el Partido se sentará y verá como sigue, nosotros hubiéramos querido que sea Filmus", se lamentó por radio.

Con el correr de las horas, aumentaron las presiones desde Olivos para que todo el mundo saliera en respaldo de Heller.

Ya por la tarde, Filmus recibió en su despacho a representantes del progresismo como Gustavo López y María José Lubertino, líderes sindicales como Julio Piumato (que ocupará el tercer lugar en la lista K) y Francisco "Tito" Nenna y los peronistas porteños Kelly Olmos, Juan Cabandié, Julio Vitobello y Guillermo Oliveri. Todos comprometieron su apoyo a Heller y Filmus confirmó que se pondrá al frente de la campaña.

Cuando salió de ahí, el titular de Cascos Blancos, Gabriel Fuks acusó a Santa María de tener "intereses mezquinos y de bajo vuelo". "Su único objetivo es arrebatar la banca que quedaría libre en caso de una renuncia de Filmus", declaró, recordando que es el suplente en aquella lista.

Después de un encierro de horas en la sede del SUTERH, la CAP emitió un comunicado formal indicando que "la Comisión de Acción Política del PJ ratifica su adhesión a la conducción del Partido Justicialista que preside Néstor Kirchner, con quien seguirá consensuando la política electoral del distrito de cara a las elecciones del 28 de junio". Según contaron a este diario, el apoyo definitivo a Heller que se esperaba en Olivos se hará esperar todavía un poco más, mientras se extienda la negociación por los lugares en las listas de legisladores porteños.

Los peronistas pretenden ahora al menos la cabeza de esa boleta. Pero ni siquiera eso parece seguro ahora. Anoche se abría la posibilidad de que pudieran ser dos o más las boletas de legisladores colectoras de Heller.

Después de una jornada con presiones agotadoras, Santa María sólo esperaba volver a reunirse con Kirchner en las próximas horas para negociar una salida elegante para sus compañeros. Ya había dejado de apoyar a Telerman.

Comentá la nota