Kirchner insiste con 2011, y el PJ disidente se prepara para reemplazarlo

El ex Presidente se reunirá con dirigentes bonaerenses para comenzar el operativo clamor. Los peronistas opositores reclaman internas abiertas. El rol de Scioli.

En la madrugada del 29 de junio, mientras llegaban los resultados negativos en todos los distritos, en especial de la provincia de Buenos Aires, nadie imaginaba la posibilidad de una candidatura kirchnerista a la presidencia en 2011. Sin embargo, el Gobierno se recuperó con las medidas de las últimas semanas -estatización del fútbol, ley de medios, entre otras- y ahora cobra fuerza para llegar entero al final del mandato y hasta proponerse como alternativa.

Por eso, un grupo de dirigentes del PJ bonaerense tiene el aval del ex Presidente para formar una corriente de opinión partidaria que luego lance su candidatura. "La idea surgió de una conversación con Néstor Kirchner en la quinta de Olivos, dos semanas atrás. La propuesta es apoyar al gobierno nacional. Y luego derivará en las candidaturas para 2011. Cuando se lance la candidatura de Néstor Kirchner, la vamos a apoyar", explicó el senador provincial Guido Carlotto al diario La Nación.

La corriente se lanzará el jueves 3 de septiembre en La Plata en una reunión convocada por Carlotto en la que estarán presentes el mismo Néstor Kirchner, el vicegobernador Alberto Balestrini, el ministro de Justicia y ex intendente platense, Julio Alak; el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Homero Bibiloni; el secretario de Coordinación y Monitoreo Institucional del Ministerio de Desarrollo Social, Carlos Castagnetto, varios diputados, según el matutino.

El gobernador Daniel Scioli aún no confirmó su presencia en la reunión. Razones no le faltan: A la crisis financiera que atraviesa su provincia , le suma un nuevo enfrentamiento con Kirchner, quien quiere obligarlo a que asuma su banca como diputado . Sin embargo, sus voceros sostuvieron que no aceptará el cargo y negaron que tenga una mala relación con el ex Presidente o el vicegobernador Balestrini.

Pero ese no es el único problema que aqueja a Scioli. Del otro lado, un grupo de dirigentes del peronismo disidente le reclamará en los próximos días que convoque a un congreso partidario para reorganizar el justicialismo y convocar a elecciones abiertas, con vistas a definir la candidatura presidencial de 2011, según el diario La Nación.

La movida la encabezan Eduardo Duhalde; Felipe Solá; el ex gobernador entrerriano, Jorge Busti; y los gobernadores de Chubut y Córdoba, Mario Das Neves y Juan Schiaretti. "Sabemos que hoy hay muchos temas prioritarios, como la situación económica de las provincias y el campo. Pero también sabemos que eso sólo se solucionará si tenemos un partido bien organizado", declaró Busti al matutino.

El intento de reorganización se debe al renacimiento kirchnerista y en la indecisión del santafesino Carlos Reutemann. Tras el exabrupto de "si lo hicieron para bajarme de la candidatura, que se la metan en el culo" , todo indica que una vez más el "Lole" no sería el candidato del peronismo. Ante ese escenario, el PJ disidente aspira a imponer un candidato no-K, pero los restantes (Solá, Das Neves,o el salteño Juan Manuel Urtubey) tienen escasa adhesión.

La reorganización del PJ podría ser abortada por el mismo Scioli, que preside el partido desde la renuncia de Kirchner, tras la debacle electoral del 28 de junio. "Estamos gobernando y hay que dedicarse a gobernar. Para 2011 falta mucho y la gente hoy nos reclama soluciones todos los días", respondió el gobernador ante la consulta de La Nación sobre el congreso partidario. Así, se mantendría en línea con el kirchnerismo, que quiere evitar a toda costa ir a unas elecciones internas que podrían tener resultados desastrosos para el matrimonio presidencial.

Comentá la nota