Kirchner: habrá caja para ganar en 2011

Por Jorge Oviedo

Se equivocan quienes creen que el matrimonio Kirchner no hizo el análisis de las causas de la derrota electoral de junio. Lo hizo y concluyó que el mensaje de cambio había dejado de llegar a la gente, que había habido un problema de comunicación y que el culpable es el periodismo.

La operación de retorno de Néstor Kirchner a la presidencia en 2011 está en marcha. Con la nueva ley de medios de comunicación que ayer Cristina Kirchner pidió que se sancione rápidamente habría una mayoría de medios oficialistas en breve. Y a muchos otros se los podría amedrentar con la amenaza de la pérdida de las licencias. Otro proyecto que está en danza impediría hacer campaña con fondos privados, con la manifiesta intención de impedir otra incursión al estilo De Narváez. Con la prensa controlada, piensan los Kirchner, Néstor ganará las próximas elecciones.

"Quienes creen que los Kirchner tendrán un tropiezo financiero y eso les impedirá sostenerse en el poder están equivocados; Boudou evidentemente les hizo ver que no lo tendrán y tiene razón, habrá un deterioro gradual de la posición fiscal, pero será tolerable y tendrán caja para seguir gastando", dice un banquero. Y aclara: "Es por eso que han seguido gastando como si estuvieran en campaña y no vacilaron en poner el dinero para el fútbol y para el plan de viviendas".

Justamente en torno del fútbol surgen enormes sospechas. Dice un empresario: "No sólo han estatizado las transmisiones; aterra pensar que hayan alquilado también a las barras bravas, que son más baratas y más eficientes para el trabajo sucio que D´Elía y sus piqueteros. Los primeros que aparecieron con carteles pidiendo «fútbol gratis por TV» fueron los barras de River y Boca, con unos cartelitos todos iguales, que evidentemente se los dio el Gobierno".

Pareciera que los Kirchner piensan que con caja, aunque menguada, sin necesidad de tener que hacer grandes cambios por necesidades acuciantes de financiamiento y con los medios controlados no habrá nada que impida que se queden en el poder todo el tiempo que quieran. A quienes les dicen que las encuestas les dan mal en la actualidad les responden que eso cambiará cuando el discurso del Gobierno deje de estar "secuestrado" por los medios, que, según ellos, son sus enemigos.

En los últimos días, el veto a la emergencia que reducía o suspendía las retenciones en regiones bonaerenses afectadas por la sequía sacó a la luz hechos curiosos. El jefe de Gabinete prácticamente redujo a cenizas, en su discurso de justificación de la medida, la capacidad de la AFIP para controlar el cumplimiento de los impuestos. El mismo funcionario dijo que no es verdad que con los propios formularios oficiales de venta a los exportadores se podían reintegrar las retenciones al productor. La AFIP podía ser engañada, dijo Aníbal Fernández. Es la misma persona que ha hecho saber a prominentes empresas y empresarios que tienen hasta el último detalle de sus compras de dólares y que pueden pedirles explicaciones por ellas.

Comentá la nota