Kirchner habló de "traidores" que "se fueron a sentar a la mesa del enemigo"

Kirchner habló de
El ex presidente y titular del PJ, Néstor Kirchner, tildó de "traidores" a los dirigentes que decidieron desvincularse del oficialismo y señaló que en vez de pagar "el primer costo político" se escondieron "detrás de un sillón" o "se fueron a sentar a la mesa de un enemigo"
"Quien traiciona una vez traiciona toda su vida", exclamó Kirchner al encabezar un nuevo acto en la localidad bonaerense de San Fernando de cara a las elecciones de octubre.

Si bien pareció apuntarles al vicepresidente Julio Cobos y al diputado nacional Felipe Solá, su mensaje se dio en medio de las deserciones que sufrieron los bloques oficialistas en Diputados y el Senado en las últimas semanas.

"Cristina tiene la fuerza de poner la cara todos los días mientras otros que fueron colgados muchas veces de su boleta cuando tienen que pagar el primer costo político se esconden detrás de un sillón o se van a sentar a la mesa de un enemigo", cuestionó Kirchner.

Al cumplirse un nuevo aniversario del primer triunfo electoral de Juan Domingo Perón en 1946, el ex presidente remarcó que Cristina Fernández "se queda, mientras tanto, como corresponde al frente de su pueblo porque tuvo la suerte de ser votada por todos los argentinos".

En este marco, el jefe del PJ lamentó que "algunos estén muy apurados en temas electorales", mientras el oficialismo está "pensando cómo llevar adelante a la Argentina en medio de esta crisis" internacional.

"Yo no se por qué algunos se desesperan por tener un voto más o un voto menos, terminan sacando nada porque el que abandona y traiciona una vez, traiciona toda su vida", criticó Kirchner.

Por otra parte, en coincidencia con el inicio de rondas de diálogo con el agro, Kirchner insistió en que en julio del año pasado hubo "alguna situación política que se dio contra la distribución del ingreso" a la cual identificó con "todo un movimiento destituyente"

"Cuando Cristina dijo vamos a luchar por la distribución del ingreso, hubo alguna situación política que se dio contra la distribución del ingreso. Eso no nos debe hacer bajar los brazos.

Queremos que todos tengan posibilidades, pero acá los que más tienen son los que más tienen que poner", enfatizó.

Asimismo, afirmó que este momento de crisis internacional es un momento para "llegar a acuerdos que no sean en costa de los más pobres, sino que permitan que todos tengan futuro en la Argentina".

Al igual que en sus últimas apariciones públicas, el ex presidente cargó contra "la Alianza residual que tiene las mismas caras que llevaron al desastre en 2001 y ahora son máquinas de impedir" y se refirió al nuevo espacio político que conformaron Mauricio Macri, Felipe Solá y Francisco De Narváez.

"Yo me pregunto, en este mundo en donde nadie sabe dónde va a terminar la crisis: ¿Cómo pueden algunos pensar en armar una lista para las próximas elecciones? A nosotros nos produce dolor eso", señaló.

Insistió, además, en que el Gobierno "luchará con todas las fuerzas" para "que no se toque ni un sólo empleo" en el marco de la crisis económica internacional, una crisis que "es muy grande, no depende de nosotros" y que requiere "ser rápidos y movernos con intuición".

"Debemos luchar por una patria mas justa, hablar sin miedo de la equidad y la justicia social", concluyó.

Comentá la nota