"Kirchner está dando manotazos de ahogado"

La entrevista del fin de semana. Carlos Fernández (50) es el jefe de Gabinete de Tandil y senador electo por la UCR en la quinta sección electoral.
En un reportaje exclusivo con La Vanguardia, habló del campo, de Cobos, de la ley de medios K, de las consecuencias de haberlo dicho "no" a Kirchner y de los desafíos que vienen.

-¿Cómo analiza el escenario político tras las legislativas de junio?–Entiendo que la elección dejó una profunda lección o mensaje que está implícito en el voto de la gente. Esto todavía no ha sido leído correctamente por el gobierno, en lo que pienso no sólo fue un mensaje al oficialismo sino también a la oposición. La gente marcó con su voto la necesidad de un cambio de rumbo, pero también le dijo a la oposición "no se la crean" porque esta instancia no consagró a nadie, sino que por el contrario nos mandó a trabajar a todos. Ahora la sociedad evaluará lo que suceda en estos dos años y medio para luego decidir qué país es el que queremos a partir del 2011.

-¿En esto de la lectura de la elección, la oposición hace alguna autocrítica? –Por supuesto. La oposición en la Argentina todavía no ha logrado encolumnarse y trabajar adecuadamente en el desarrollo de un proyecto, aunque es cierto que a ese proceso hay que darle un tiempo determinado para que pueda consolidarse aquella idea primaria. Hoy la gente pide definiciones que no surgen mágicamente y que también requieren de ciertos procesos internos y hasta personales. Por otro lado, veo que el oficialismo ha optado por el peor de los caminos. No sólo está desoyendo el mandato popular dado a través de las urnas, sino que además está utilizando este interregno que se generó por el adelantamiento de los comicios, para tomar decisiones absolutamente trascendentes con una mayoría que debería ser utilizada como tránsito de aquí hasta el 10 de diciembre y no para definir cuestiones tan centrales del país que, incluso, después van a ser muy difíciles de sostener en el tiempo.

-¿Cree realmente que algo va a cambiar a partir del 10 de diciembre? –Estoy convencido. El adelantamiento de las elecciones fue un armado que el gobierno intentó usar a su favor con una situación económica que, a todas luces, ha venido deteriorándose en el último año y medio. La verdad es que el caos económico al que se nos ha conducido no va a cambiar ahora porque la gente haya elegido representantes que van a asumir a partir del 10 de diciembre. Hoy el gobierno tiene los números necesarios de legisladores para imponer sus decisiones, cosa que no va a tener el año que viene. Por lo tanto, va a obligar al gobierno a hacer por necesidad lo que no supo hacer por virtud.

Comentá la nota