Kirchner, envalentonado, dijo que ahora va por la reforma política

Después de la aprobación de la Ley de Medios Audiovisuales, el ex presidente regresó a la escena pública ayer, durante una jornada de debate denominada "El peronismo de cara al futuro", organizada por la Federación Argentina de Municipios que preside el intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra. Lo acompañaron el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y su vice, Alberto Balestrini, quienes hoy, junto a Kirchner, celebrarán el Día de la Lealtad peronista con un acto en la la quinta de San Vicente, primero y en el Teatro Argentino de la Plata, por la tarde.
Con un acto en Parque Norte, organizado ayer por la Federación Argentina de Municipios (FAM), el ex presidente Néstor Kirchner pidió "madurez democrática" y cuestionó a aquellos que quieren desestabilizar al Gobierno para que le vaya mal, justo en un momento donde el país ve recrudecer los conflictos sociales y las protestas callejeras, y a pocos días de que el ex presidente Eduardo Duhalde lanzará su candidatura presidencial para 2011, con el objetivo de aglutinar al PJ disidente.

En su primera aparición pública tras la aprobación de la polémica Ley de Medios, Kirchner se mostró pluralista e incluso autocrítico: "Son momentos de profunda reflexión", aseveró el ex mandatario y agregó que está estudiando, rigurosamente, los últimos gobiernos argentinos, pero en especial el período que le tocó gobernar, para aportar soluciones. Y anunció: "Ya vendrá la reforma política para que todos se puedan expresar en forma democrática". El proyecto para lo cual el Gobierno abrió una polémica ronda de consultas con todos los partidos de la oposición está en manos del ministro del Interior, Florencio Randazzo, y casi lista para ser enviado al Congreso. Como anticipó PERFIL, eso podría suceder a mediados del mes de noviembre. La misma busca volver a un sistema de internas abiertas y simultáneas para la elección de los candidatos a cargos nacionales y evitar así las listas testimoniales y colectoras. Además, regularía la propaganda política en tiempos de campaña, acortaría los tiempos de la misma y limitaría los aportes de empresas a las campañas, quedándose el Estado con la potestad de aportar lo mismos fondos que en la actualidad.

"Es importante que se fomente el debate de ideas, pero a veces los que no tienen ideas nos provocan para que nos equivoquemos", advirtió Kirchner.

"Hay que consolidar el equilibrio económico y la estabilidad, administrando bien y cuidando las reservas", afirmó Kirchner, y remarcó que aún no estando de acuerdo con el gobierno de la Alianza, siempre apostó por la democracia y la constitucionalidad.

"Cualquier compañero tiene derecho a ser candidato, lo que no se puede hacer es generar acciones que vayan en detrimento de la profundización de las políticas en la Argentina", disparó Kirchner.

"Las leyes que votó el Congreso no fueron contra nadie, fueron en favor de todos los argentinos", agregó y llamó a "profundizar el modelo".

"Es más importante que a la Argentina le vaya bien, que cualquier candidatura que se quiera llevar adelante", indicó, ataviado con una corbata colorada (¿contra la envidia?), sonrisa reluciente y el pulgar en alto. En las gradas, un niño preguntó "cuándo comemos", y los que estaban a su lado sonrieron. Ese momento llegó recién cuando terminó el acto, y todos regresaron a los micros, de regreso al Conurbano.

"Dejen que la provocación quede para aquellos a los que sólo les preocupan sus intereses. A nosotros nos preocupan los intereses de todos los argentinos", afirmó Kirchner.

Y el ex presidente agregó que "hay que promover los productos primarios y el valor agregado en el mundo, como lo hace la Presidenta en la India, dando un verdadero ejemplo de apertura al mundo pero cuidando nuestro mercado interno como corresponde".

También llamó a defender el trabajo argentino y dijo que "nunca más debe ser rematado como se remató en épocas anteriores".

En el acto estuvieron presentes además del gobernador bonaerense Daniel Scioli, el ministro de Salud, Juan Manzur; el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli; el secretario de Obras Públicas, José López; el secretario de Inteligencia, Héctor Icazuriaga; el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; y el diputado nacional Carlos Kunkel.

También participaron el presidente de la FAM e intendente de Florencia Varela, Julio Pereyra, los intendentes Alberto Descalzo (de Ituzaingó y titular del bloque de intendentes bonaerenses de la FAM), Francisco Gutiérrez (Quilmes), Fernando Espinoza (La Matanza), Osvaldo Amieiro (San Fernando), Dario Guistozzi (Almirante Brown), Graciela Rosso (Luján), y el jefe comunal de San Miguel de Tucumán, Domingo Amaya, entre otros.

En la víspera del Día de la Lealtad (17 de octubre), Kirchner cerró el acto con un mensaje apaciguador: "Sigamos profundizando las transformaciones en un manto de paz y amor".

Para los intendentes, Néstor será el candidato en 2011.

Los intendentes del Conurbano bonaerense, consultados ayer por PERFIL en Parque Norte, coincidieron en que el ex presidente es el "candidato natural" del oficialismo para los próximos comicios presidenciales y destacaron las obras que se pudieron hacer durante la gestión del matrimonio.

En este sentido, el intendente de Quilmes, Francisco Gutiérrez ("el Barba"), sostuvo que "Néstor es el candidato lógico del espacio ya que es un referente del peronismo". En la misma línea, su par de Florencio Varela, Julio Pereyra, afirmó que "después de Perón, Kirchner es el más peronista de la historia".

Por su parte, el intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez, consideró que "es imposible" negar el liderazgo político de Kirchner, y remarcó que fue Kirchner quien sacó al país de la crisis. "Es el candidato más serio, más capaz, el que puede reinstalar a la Argentina en el mundo".

Más cauto, el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, afirmó que para el 2011 "falta un siglo", y que la gente espera que sigan gobernando y realizando las transformaciones.

El borrador para reformar la Ley Orgánica de las Municipalidades, que –como adelantó PERFIL en su edición del domingo último– se encuentra en manos de los 43 intendentes de la primera y tercera sección electoral, a través del cual los municipios buscarán alcanzar una mayor autonomía de los ejecutivos provinciales y nacionales, tiene una enmienda que ya divide a los intendentes, aquella que posibilitaría desdoblar los comicios municipales de los nacionales.

De hecho, Díaz Pérez consideró que desdoblar las elecciones "restaría apoyo y dañaría" al kirchnerismo, Gutiérrez se volcó en favor del desdoblamiento.

Comentá la nota