Kirchner en Chacabuco: "Nunca en mi vida vi a De Narváez en una unidad básica"

El candidato a diputado por el Frente para la Victoria aseguró en un acto en Chacabuco que el postulante por Unión-Pro "ahora se llama peronista disidente", pero defiende el proyecto neoliberal. Por otra parte, dijo que "el 28 de junio no puede haber dudas, porque no están en juego las candidaturas sino dos modelos".
El primer candidato del Frente Justicialista para la Victoria, Néstor Kirchner, sostuvo hoy que sectores opositores "nos quieren proscribir como en el '55" de cara a las elecciones legislativas del 28 de junio próximo" y se preguntó en forma irónica que "si somos tan malos como dicen porqué nos quieren proscribir".

En un acto partidario llevado a cabo en Chacabuco, Kirchner dijo que "tienen miedo, vayamos a elecciones, o nos quieren proscribir de vuelta".

Kirchner enfatizó que "quien les habla, (Sergio) Massa o (Daniel) Scioli no somos candidatos testimoniales sino integrantes de este cambio".

También apuntó a Francisco De Narváez al recordar que "milité toda mi vida y nunca lo vi. en una unidad básica, o luchar contra la dictadura al señor De Narváez".

"Lo vi defendiendo las ideas de la derecha neoliberal que llevó ese presidente que no quiero nombrar, en la década del '90, lo vi queriendo ser ministro de ese presidente, lo vi con empresarios exitosos en los '90 y con argentinos cayendo en la pobreza e indigencia", completó.

También apuntó contra el Acuerdo Cívico y Social al expresar que "nuestra Presidenta, junto a nuestros diputados y senadores nacionales, pusieron la movilidad jubilatoria, para que no se repita lo que hizo la Alianza residual, que ante el primer problema le bajó los sueldos a empleados públicos y a los más débiles, los jubilados, con una baja del 13 por ciento".

"Esa es la Alianza que dice que son la república", indicó Kirchner, y pidió que "hasta que no aprendan la lección de la historia, por Dios, que no vuelvan".

Kirchner manifestó que "en esta asamblea de hombres y mujeres de la pampa húmeda logramos remontar la situación de Chacabuco, la presidenta quiere estar acá el 5 de agosto, cuando cumpla 144 años, formar un acta para generar las inversiones que este pueblo necesita para consolidarse".

El candidato a diputado recordó cuando asumió la presidencia en 2003 "como estaba la industria, los empresarios, los productores, en situación de quiebra y con la plata en el corralito".

En ese sentido indicó que "llevé una dura lucha adelante sobre la discusión de la deuda externa privada y ahorramos 70.000 millones de dólares", y remarcó que "es imposible tener un millón de amigos porque cuando uno toca intereses es atacado".

En ese marco reseñó que en su gobierno "pagamos al Fondo Monetario Internacional y terminamos con la imposición de un proyecto político ajeno a la Argentina que nos hizo quebrar en 2001".

"Hoy -continuó- ellos ven con esta crisis internacional la caída del Consenso de Washington, un modelo financiero que concentró la economía y condenó a los países a la pobreza y la desigualdad".

"Ante esta crisis Argentina sigue creciendo y con dignidad soporta paralización de la economía del mundo", refirió.

En otro tramo de su discurso recordó que el ex ministro Domingo Cavallo "nos dijo en una reunión que mantuvimos que la distribución del ingreso no la podía hacer el Estado sino que cuando el vaso se llenara iba derramar, pero se lo tomaban cuatro vivos y los argentinos no veían una moneda".

Según Kirchner "el 28 de junio no está en juego una candidatura más o menos sino dos modelos de país absolutamente diferentes".

Y pidió a los industriales "que se acuerden de sus industrias quebradas, de la falta de un desarrollo nacional", y a los productores "que vean lo que hicimos para recuperar la rentabilidad en la Argentina, saliendo de la convertibilidad que aplaudía la Sociedad Rural, para darle competitividad".

Por último expresó que "voy de candidato porque soy militante de toda la vida y porque como esta provincia vamos defender desde la Cámara este proyecto".

Junto al ex presidente participaron el gobernador bonaerense Daniel Scioli y el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

Comentá la nota