“Los Kirchner actúan al filo del abismo”.

“Los Kirchner actúan al filo del abismo”.
Eliaschev cuestionó por igual a la Presidenta y a su esposo, el titular del Partido Justicialista.
“El matrimonio Kirchner no ha reconocido el carácter legítimo de quienes piensan diferente en el país”. El periodista José “Pepe” Eliaschev parece hablar con conocimiento de causa. La afirmación salió de su boca, y, durante la conferencia de prensa que brindó ayer en un hotel céntrico, no titubeó una sola vez en cargar contra lo que el llama “el matrimonio gobernante” que componen la presidenta, Cristina Fernández, y su marido, Néstor Kirchner.

Eliaschev, que en 2006 vio cómo levantaban su programa radial “Esto que pasa” emitido por Radio Nacional “por órdenes de arriba”, como le explicaron en ese entonces, opinó acerca de la realidad del Gobierno central, de sus similitudes con el de José Alperovich y de su último acercamiento con el campo. “Lo que el Ejecutivo nacional concedió ahora al sector agropecuario, hace seis meses era una traición a la patria. La pregunta más elemental que puede hacer un periodista es: ¿por qué no antes y ahora sí, cuando el campo no ha cambiado su postura? ¿por qué el país tuvo que pagar un costo tan alto cuando se podría haber resuelto el tema mucho antes?”, señaló. Así dió un pantallazo de lo que el cree que es una consecuencia de una tendencia de los Kirchner de actuar “al filo del abismo”.

Cuando se le consultó si estaba al tanto de la situación que se vive en Tucumán con Alperovich, no dudó en comparar.“Conozco que el esquema político realizado por Alperovich responde a la misma impronta a escala nacional. Sobre esta base que le da la legitimidad electoral, que nadie se la discute, se dispone a armar un sistema de poder que literalmente elimina la existencia de la discrepancia”, manifestó. Agregó: “con los cambios que hay nunca se sabe que puede pasar, en tanto Alperovich órbita en el círculo de poder más cercano a la quinta de Olivos”, ilustró el periodista, que anoche brindó una disertación.

Comentá la nota