BB King

AMISTOSO / RIVER (URU) 1 - SAN LORENZO 2: El Ciclón ganó con goles de su figura, Bordagaray, y Bergessio. Aunque aún no afina, se vuelve de Colonia habiendo ganado todo y, sí, sueña con la corona...
Ya suenan los primeros acordes del conjunto, y aunque el maestro de orquesta cante con prudencia ("es un equipo en construcción, con muchas caras nuevas y muchos jóvenes", apuntó Simeone), el hincha, el que lo vio por TV y el que cruzó el charco, se ilusiona. Porque más allá de que tanto lo de Romagnoli como lo de Bottinelli ya son casos prácticamente abrochados (ver página 6) y lo del Kily González está (lo que haría una nueva muy buena plantilla), hay un dato no menor. Y es que, más allá de haber jugado frente a mayoría de rivales amateurs, Boedo se vuelve todo ganador de Colonia, con cinco victorias. La de ayer, basada en los goles de Bordagaray y Bergessio y no más. Sí, doble B. No habrá entonado como BB King, pero el Ciclón ya piensa en la corona igual...

Resultó el amistoso más importante y serio que disputó San Lorenzo en la pretemporada que finalizó ayer. River, clasificados para la Sudamericana, resultó un más que digno rival. Porque juega bien, lindo, muestra en el césped el ADN de su lírico DT, Juan Ramón Carrasco. De hecho, complicó el team local al Ciclón, se apoderó del primer tiempo, de la mano de Souza, fino delantero, y de un mediocampo que pasó por arriba a Leiva y Chaco Torres. Contó con varios disparos de afuera que picaron cerca, algún arrumaco en el área cortado en tiempo y forma por Migliore, pero, sobre todo, con un trabajo grupal que demostró un engranaje más aceitado que el Cuervo. Un San Lorenzo que, por ejemplo, desnudó falencias defensivas de considerable volumen, falta de timming, con Aguirre y Pintos como abanderados. Bianchi, en cambio, zafó, se mostró como alternativa real ante un aborto del arribo de Bottinelli. ¿Por qué terminó 1-0 para el Ciclón el primer tiempo, pues? Porque aprovechó la que tuvo, y porque el que tuvo la chance fue Bordagaray, figura ayer, siempre pidiéndola, yendo y viniendo, ojo con que gane el carril...

En los otros 45' River metió seis cambios y no fue el mismo. Y los del Cholo lo aprovecharon, con Papu Gómez apoyando a Bordagaray y Bergessio, tomando más protagonismo. Igual, Simeone destacó que, a esa altura, se enfrentaba a un contrincante que había modificado el esquema, que ya defendía hacía rato con cuatro y no con tres, como de arranque; y ver cómo se mueve tu equipo ante dos dibujos diferentes siempre aporta. Aunque el triunfo final, claro que sí, también.

Comentá la nota