Katopodis busca liderar la nueva etapa del Peronismo en la región

Katopodis busca liderar la nueva etapa del Peronismo en la región

Un grupo de dirigentes de la Primera Sección electoral, con el jefe comunal de San Martín a la cabeza, se muestra interesado en impulsar a Florencio Randazzo como Senador en 2017.El armado incluiría varios intendentes como había adelantado LaNoticiaWeb hace unas semanas. ¿Qué sucederá con Sergio Massa?

Por Eduardo Román

Fue una reunión sin prensa, informal pero fundacional, a decir de los presentes. Hace menos de dos semanas, en el parque Hipólito Irigoyen de San Martín se juntaron varios dirigentes locales del Peronismo y de la Primera Sección electoral.

Terminado el irrestricto apoyo al Frente para la Victoria y a Scioli, luego de su derrota a manos del actual presidente, una nueva generación de dirigentes del PJ de la región siente la necesidad de protagonizar este nuevo proceso y miran con buenos ojos la figura de Katopodis para liderar el camino hacia el retorno al poder.

El intendente de San Martín fue uno de los pocos que pudo resistir la ola amarilla que llevó a Vidal y Mauricio Macri al poder a fines del año pasado. La evaluación a futuro inquieta. Si la gobernadora y el presidente hacen buen pie en este año y medio, será muy difícil derrotarlos. Máxime con el peronismo dividido.

Esta fue la primera de una serie de reuniones que Katopodis hará con otros políticos afines y del sector. No hubo asado, fiel al estilo “Kato”, la cena fue austera: empanadas y rico vino para debatir qué les pasó. Del encuentro participaron los senadores bonaerenses Fernando Moreira y Alejandro Urdampilleta; Diego Perrella, Andrés Alonso, David Álvarez, José María Fernández, Luis Ottasso y Oscar Bitz (San Martín); los concejales Leandro Martín y Fabián Brest (San Isidro, Santiago Cafiero estaba enfermo); Gustavo Aguilera (presidente del PJ de San Fernando) y Ariel Notta (Luján), entre otros.

En esta nueva realidad, la conclusión es que “tienen que estar todos dentro” para volver a ser alternativa, pero marcan como prioridad poner la mirada nuevamente en el territorio. “Es el fin de las franquicias”, señala uno de los presentes a LaNoticiaWeb en alusión a la numerosa cantidad de privilegios de los que gozó La Cámpora desde 2011 mientras Cristina estuvo en La Rosada.

Uno de los más críticos de la agrupación ultraK fue el senador Alejandro Urdampilleta, quien, como varios en esa reunión, estuvo en el Frente Renovador y volvió . Este legislador, ex ladero de Othacehé, trabajó muchos años en el ministerio del Interior junto a Florencio Randazzo y es clave en diálogo previo con el ex precandidato a presidente de Cristina. Katopodis y Randazzo, quienes tienen contactos telefónicos desde hace meses, se reunirían en los próximos días.

Randazzo mide my bien en la Provincia, sobretodo en el conurbano, por su reconocida labor en la mejora de los trenes; y ya piensan en impulsarlo y apoyarlo para su candidatura a Senador 2017. De la reunión surgieron algunas conclusiones, una es que en el 2019, Randazzo y Sergio Massa debieran coincidir en el mismo espacio. Katopodis, justamente, tiene buen diálogo con ambos.

“Scioli se pelea con La Cámpora a ver quién es mas cristinista, hasta acá llegó mi amor”, dijo otros de los presentes en sintonía con varios dirigentes bonaerenses que piensan igual.  “Ojo que a lo mejor apoyamos a Randazzo Senador, en la misma lista de Scioli Diputado nacional”, dijo otro joven peronista quien simpatiza más por la unidad del FPV

Uno de los presentes, dirigente en la zona norte, señaló que “la reunión fue muy constructiva, nos volvemos a entusiasmar y vemos a Gabriel con ganas de liderar”.

Mientras tanto, otros dirigentes y concejales aliados de Katopodis siguen aguardando por novedades en el gabinete y poder ingresar algunos "compañeros a la gestión" en épocas de paritarias municipales. Sostienen en privado que Katopodis tiene todo derecho a querer liderar la Primera Sección y perfilarse a futuro, pero antes debería emprolijar una "gestión atada de alfileres"  con Cambiemos enfrente, con mucho volumen político, esperando el error para arremeter.

Coment� la nota