Karzai busca la reelección en un caótico Afganistán

Ofensiva talibana para boicotear los comicios
KABUL.- Con el presidente Hamid Karzai como favorito, Afganistán acudirá hoy a las urnas para elegir presidente por segunda vez desde la invasión norteamericana de 2001, que puso fin al régimen de los talibanes, quienes han apelado al miedo para boicotear el proceso electoral.

Durante la campaña, los talibanes han intensificado sus ataques tanto a las fuerzas extranjeras como a las autoridades locales, en un intento de disuadir a los 17 millones de afganos convocados para votar. Además del presidente, se elegirán los miembros de los consejos provinciales.

Ayer se sucedieron nuevos episodios violentos. El centro de Kabul fue escenario de un espectacular asalto a un banco, en el que murieron tres talibanes, que se enfrentaron durante dos horas con la policía.

En el resto del país, 17 personas, entre ellas cinco civiles, un gobernador de distrito, un jefe tribal y cuatro policías, murieron en diversas explosiones y combates.

Para contrarrestar el boicot talibán y "asegurar una amplia participación" ciudadana, el gobierno no dudó ayer en prohibir la difusión de noticias sobre "cualquier suceso de violencia" durante el proceso electoral. Las autoridades amenazaron incluso con expulsar a los periodistas extranjeros y con cerrar los medios de comunicación locales que no cumplan con la prohibición.

Karzai, de etnia pashtun, la más extendida en el país, es el favorito, según una encuesta del instituto norteamericano IRI, que vaticina una segunda vuelta con el tayiko Abdullah Abdullah, ex ministro de Relaciones Exteriores y ex lugarteniente del comandante que lideró la resistencia antitalibana y fue asesinado días antes de los atentados del 11 de septiembre de 2001, Ahmed Shah Massoud.

Según ese sondeo, la gran sorpresa podría darla el hazara (etnia de religión musulmana chiita) Ramazan Bashardost, que se ha postulado desde una sencilla tienda de campaña frente al Parlamento y figura tercero en intención de voto.

Con unos 100.000 soldados de la OTAN y de Estados Unidos empeñados en garantizarla, la seguridad es el gran reto de estos comicios.

Karzai busca la reelección en un país sometido a cada vez mayores niveles de violencia -más de 2100 civiles han muerto en acciones militares en 2008- y que sigue figurando entre los más pobres del mundo, con un tercio de la población amenazado por el hambre, según denunció ayer la ONG Oxfam.

La BBC contribuyó a las sospechas de fraude al difundir una investigación que constató intentos de venta de cientos de tarjetas de votantes y de compra de apoyos para determinados candidatos. Los analistas destacan que tras casi ocho años de esfuerzo, la comunidad internacional no se puede permitir unas elecciones fallidas y está dispuesta a ser benevolente con el proceso electoral afgano, que se efectúa sin censo alguno.

Los resultados provisionales se conocerán recién el 3 de septiembre, y los definitivos, el 17. En caso de que ningún candidato supere el 50% de los votos se deberá realizar una segunda vuelta entre los dos más votados, probablemente en octubre.

Agencias AFP y EFE

Cae el apoyo a la guerra en Afganistán

* WASHINGTON (AP).- Mientras crecen los rumores sobre un inminente pedido de refuerzos de tropas para Afganistán, una encuesta reveló ayer que el 51% de los norteamericanos cree que ya no vale la pena pelear esa guerra. El sondeo de The Washington Post-ABC News también consignó que el 42% cree que Estados Unidos está ganando la guerra, en tanto que el 36% sostiene que las tropas norteamericanas se encaminan hacia una derrota. Sólo el 24% respalda la posibilidad de enviar más tropas a combatir a los talibanes contra el 45%, que opina que el Pentágono debe reducir la presencia militar norteamericana en el país asiático.

Comentá la nota