Karina Rabolini entregó un subsidio del Plan Biodiesel en Miramar

La presidenta de la Fundación Banco Provincia, junto al coordinador del programa Nicolás Scioli, otorgaron una nueva suma de dinero el Taller Protegido "Dando se Recibe", en la capilla del colegio Nuestra Señora de Luján.

MIRAMAR .- De acuerdo a las directivas del gobernador, Daniel Scioli, con respecto al cuidado del medio ambiente continúa desarrollándose en Miramar el "Plan Biodiesel", coordinado por el Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS) de la provincia de Buenos Aires.

En este contexto, la presidenta de la Fundación Banco Provincia, Karina Rabolini, junto al coordinador del programa Nicolás Scioli, se reunieron con el intendente Patricio Hogan y el director de Gestión Ambiental de la comuna, Carlos Drago en las instalaciones del colegio Nuestra Señora de Luján de Miramar, para hacer entrega de un nuevo subsidio a la comisión del Taller Protegido "Dando se Recibe", institución beneficiada económicamente por estas acciones que incentivan a una mejor calidad de vida.

Además, es importante mencionar que la mencionada fundación viene realizando un trabajo en los municipios bonaerenses, destinado a interiorizarse sobre el funcionamiento y brindar apoyo a diferentes áreas de salud, educación y diversos aspectos sociales.

Por otra parte, este tipo de actividades de impacto ecológico, se encuadran dentro del Programa Generación 3R (Reducimos, Reutilizamos, Reciclamos), que aborda los aspectos básicos para lograr un cambio cultural en materia de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): educar, concientizar y promover la participación, a los fines de implementar una gestión efectivamente integral en todo el territorio provincial. Junto con General Alvarado, hay otros distritos que vienen implementando esta iniciativa desde hace varios meses, General Pueyrredón, La Matanza, Lanús, Lomas de Zamora, Tres de Febrero, Merlo, Tigre y Escobar.

Muchos residuos cuentan con un valor económico que estaba desperdiciado. En su momento, el aceite vegetal era descartado inadecuadamente generando impactos negativos que se transformaban en costos para los municipios.

A través del biodiesel no sólo se apuesta a generar un ahorro de recursos, sino también generar ingresos genuinos para las instituciones que primeramente acopian estos desperdicios y luego los venden para ser transformados en la materia prima que de origen a biocombustibles.

Los jóvenes que concurren diariamente al Taller Protegido "Dando se Recibe", son los encargados de recoger el aceite comestible en distintos recipientes para luego depositarlos en el centro de acopio que funciona en esa institución.

Pese a que las cantidades recolectadas en esta época bajan considerablemente ya que los restaurantes o casas de comidas registran un movimiento mucho menor que en verano, se continúan trabajando articuladamente junto con el área municipal competente para que este proceso se instale definitivamente también en domicilios particulares, creándose así un compromiso generalizado para que se elimine la costumbre de que el aceite vegetal de descarte sea depositado en las cloacas y cause efectos contaminantes.

Comentá la nota