Kalinsky acusó de "xenófoba" a la diputada Virginia Cornejo

El secretario municipal de Planificación Ur-bana, Raul Kalinsky, se defendió de las acusaciones de la diputada Virginia Cornejo, a quien acusó de "xenófoba". Cornejo imputó como una faceta negativa y perjudicial para Salta el hecho de la condición de nacido o no en Salta como requerimiento para desempeñar una función.
Dijo la legisladora que " …hay funcionarios que ni siquiera son de Salta" , " se puso a cuidar el patrimonio a funcionarios que ni siquiera lo levan dentro de su ser lo que sí llevamos nosotros, que es el cariño por una provincia y por una ciudad".

Para Kalinsky estas declaraciones "tienen un sesgo marcadamente xenófobo si no fascista además son disparatadas. Lo que importa para una tarea es la profesionalidad y honestidad del funcionario no su lugar de nacimiento. Con ese criterio y por extensión, ningún salteño podría trabajar en Buenos Aires u otro lugar, como la hacen un sinnúmero de excelentes profesionales o el famosos arquitecto argentino Cesar Pelli no podría haber realizado correctamente las " famosas torres petronas" de Kuala Lampur. Tampoco podríamos poner en las manos de un cirujano "foráneo no salteño" nuestra salud.

El funcionario municipal, recordó que "estos rasgos xenófobos ya fueron exhibidos por algunos miembros fundadores de la Red Sol que reclamaron mi renuncia por falta de idoneidad por foráneo, con el agregado de un sinnúmero de calumnias, lo que motivó un juicio criminal que inicie meses atrás, y que si bien no tiene resolución de fondo, ya tiene ordenado y en firme un embargo preventivo por $130.000 sobre los bienes de varios de sus miembros".

Recordó que "es absolutamente erróneo adjudicar al Ejecutivo Municipal y a algunas de sus dependencias de Planeamiento Urbano una actitud "de responsabilidad y promoción para la destrucción o degradación del patrimonio", falacia que no resiste análisis jurídico ni técnico. Dijo que por el contrario el Ejecutivo Municipal elevó en octubre de 2008 al Concejo Deliberante, el nuevo código de planeamiento urbano, que respeta el PIDUA y que fomenta el desarrollo en otras partes de la ciudad que no son el área central, justamente para alentar su preservación.

La Municipalidad , a través de su Secretaría de Planificación y Desarrollo firmó un acta acuerdo con la COPAUPS (Comisión de Preservación del Patrimonio Histórico y Urbanístico) para trabajar en conjunto.

De hecho el decreto provincial firmado por el gobernador Urtubey, incluye en sus considerandos y parte dispositiva este convenio ínter jurisdiccional.

Dijo Kalinsky que además de este decreto es importante obtener la sanción del nuevo código ya que este incluye más de 500 edificios a preservar. Algunos que son monumentos históricos como la Casa Leguizamon requerirán su preservación integral. En el caso de los inmuebles de La Florida 62/86 y mientras dure el amparo judicial nadie podrá intervenir en el edificio lo cual incluye naturalmente a su nuevo propietario privado. Pero una vez que se decida el fondo de la cuestión se deberá liberar parcialmente con las restricciones que la COPAUPS decida al uso civil.

Comentá la nota