Kadafi llegó a la isla Margarita y Chávez tendrá su propia Cumbre

Hoy se inicia en Venezuela la segunda reunión de países sudamericanos y africanos. El libio Muamar Kadafi llegó desde Nueva York y ya instaló su carpa en la paradisíaca ciudad caribeña. También arribarán Lula da Silva y Cristina Kirchner. El gobierno bolivariano anunció que su objetivo es "llenar el vacío que existe al sur del Atlántico".
El líder libio Muamar Kadafi llegó ayer por la tarde a la isla Margarita, en Venezuela, donde hoy y mañana se celebrará la II Cumbre América del Sur y Africa (ASA). Kadafi, quien aterrizó en suelo venezolano procedente de Nueva York, donde participó en la Asamblea General de las Naciones Unidas, fue recibido en el aeropuerto Santiago Mariño por el vicepresidente venezolano, Ramón Carrizález. Esta es la primera visita a América latina que realiza Kadafi, a quien el presidente venezolano, Hugo Chávez, acompañó hace tres semanas en Trípoli en la celebración de sus 40 años en el poder.

La tradicional carpa ("jaima") beduina en la que duerme el líder libio Kadafi durante sus giras internacionales ya fue instalada en el lujoso hotel de la isla Margarita. La jaima, de color verde oliva y característica de los pueblos nómadas del norte de Africa, fue ubicada en el área de la piscina del hotel.

Al libio Kadafi se sumarán el presidente sudafricano Jacob Zuma y el de Zimbabue, Robert Mugabe, entre otros. De los mandatarios sudamericanos que acudirán a la isla Margarita, sede del cónclave, están el brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva, con quien Chávez mantendrá una reunión bilateral; el ecuatoriano Rafael Correa; el boliviano Evo Morales y la argentina Cristina Kirchner.

"Tenemos una agenda ambiciosa. Queremos que esta Cumbre no sea una cumbre más, queremos que deje ya el camino trazado para los próximos diez años", dijo Chávez desde Nueva York, donde participó de la asamblea general de la ONU. Los ministros de Relaciones Exteriores de 60 países de América del Sur y Africa se reunieron ayer para ajustar los últimos detalles de la declaración final, que será rubricada por los mandatarios el domingo.

"El encuentro de América y Africa fue en el dolor, en el destierro, hace tres o cuatro siglos. Ahora éste es un encuentro para la esperanza, para creer en la unidad, en la justicia y en la igualdad", aseguró el ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro. En total, unos 20 jefes de Estado africanos y nueve sudamericanos han confirmado su asistencia a esta Cumbre, según el propio Chávez.

Controles. En las calles de la turística isla, fueron dispuestos numerosos puntos de control del ejército venezolano y de la guardia militar presidencial, que son coordinados por el Ministerio del Interior, que prohibió la portación de armas de fuego y tomó el control de la Policía local mientras dure la reunión.

Después de la primera Cumbre birregional celebrada en Abuja (Nigeria) en 2006, el reto de este encuentro será concretar acuerdos de cooperación entre Africa y América del Sur en cuestiones como las finanzas, energía, agricultura, salud, educación, ciencia o turismo, entre otros. Una de las cuestiones clave en la agenda será la cooperación energética.

En palabras del ministro venezolano de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, Africa y América del sur tienen un gran potencial porque concentran un "24% de las riquezas de hidrocarburos del mundo" y tienen ante sí el reto de "llenar el vacío que existe al sur del Atlántico".

Comentá la nota