Los juzgados de Faltas de Resistencia no sancionan siempre a los infractores

Los juzgados de Faltas de Resistencia no sancionan siempre a los infractores
En una auditoria realizada por el Tribunal de Cuentas a los dos Juzgados de Faltas Municipales de Resistencia sobre actas de infracción que corresponden al período 2008 se detectaron numerosas deficiencias, donde se aprecian procedimientos administrativos extensos cuando no de lisa y llana inactividad que impiden, finalmente, el cumplimiento de lo que marca la ley, cuando no notorias deficiencias en las actuaciones llevadas a cabo.
Con ese objeto de control se seleccionaron expedientes de los Juzgados de Faltas para verificar la legalidad de los procedimientos desde que se hace el acta contravencional pudiéndose constatar casos de libre deuda emitidos sin que se conociera si se han dictado sentencias condenatorias o absolutorias.

En el caso de la mayoría de las causas por alcoholemia no se cumplió con la disposición establecida en el decreto que reglamenta la ley Nacional de Tránsito. Allí se señala que además de las firmas del personal sanitario, de la autoridad de aplicación interviniente y del conductor si se aviniere a ello, sino lo hiciere se dejará constancia, pudiendo firmar testigos". Sin embargo eso no sucede.

El Tribunal de Cuentas advirtió que en los anexos oficializados y protocolos médicos verificados en esta auditoría "no consta la firma del infractor, ni se deja constancia de su negación a hacerlo" y en ese caso se citaron los ejemplos del Juzgado de Falta Nº 1 en el expediente 232-A-08 y en el Juzgado de Faltas Nº 2 10438-A-08; 10380-B-08; y 10.207-G-2008.

Burocracia

interminable

Aún cuando el Código de Faltas establece plazos breves para la realización de los actos procesales, el órgano de contralor entendió que "debe destacarse que, en la mayoría de los expedientes compulsados se verificado la existencia de excesivos lapsos de tiempo de inactividad que van desde que se labra el acto de contravención y la citación del supuesto

infractor".

"Además, también corresponde decir que con la inactividad en el urgimiento del procedimiento se expone la causa a prescripción", se alertó y luego se sugirió dar cumplimiento al artículo 140 del Código de Faltas. "Comprobada la infracción estando presente el presunto infractor se labrará el acta ày se dará al mismo una copia de ella, por el se lo citará a comparecer ante el Tribunal Administrativo de Faltas dentro del término de 3 (tres)", se acotó.

El informe en cuestión apunta que el Código de Procedimientos en lo Civil y Comercial de la Provincia para ubicar a una persona, tal lo autoriza expresamente el Código de Faltas en su artículo 18 "deberá procurar la satisfacción de las multas, mediante la ejecución de los bienes que componen el patrimonio del infractor aplicando para ello las disposiciones del Código Civil y Código de Procedimiento en lo Civil de la Provincia".

Los casos

En una de las causa-testigo hay tres actas de infracciones, una cometida el 29 de noviembre de 2007 por vehículo mal estacionado y las otras dos del 15 de marzo de 2008 por conducir con alcoholemia positiva y falta de exhibición de documentación. Al respecto cabe señalar que todas fueron debidamente notificadas en el mismo momento en que se labraron las actas, firmándolas el infractor.

Sin embargo para la primera infracción se libraron cédulas de citación y de notificación el 7 de marzo de 2008. El Tribunal de Cuentas dice "lo que correspondía en este caso era aplicar el artículo 140 del Código de Faltas: "Comprobada la infracción estado presente el presunto infractor, se labrará el acta con los requisitos establecidosà.y se dará al mismo una copia de ella, por el que se lo citará a comparecer ante el Tribunal de Administrativo de Faltas dentro del término de tres días, bajo apercibimiento de que su incomparencia en el termino previsto citatorio dará lugar a ser declarado en rebeldía, procediendo en este caso las notificaciones por ministerio de la ley".

En relación a las infracciones del 15 de marzo de 2008, el infractor se presentó tres días después y se lo condenó con una multa de 384 unidades funcionales como consecuencia de las siguientes faltas: estacionamiento a mano izquierda, alcoholemia positiva y falta de cédula identificatoria del vehículo. "Debió abonarse 580 unidades funcionales", consignó el Tribunal de Cuentas.

Un conductor que cruzó el semáforo en rojo fue condenado el 17 de marzo de 2008 a abonar 300 unidades funcionales, que debieron pagarse el 25 de ese es mes pero al 6 de junio de ese año la deuda no fue abonada. Por eso se recordó que el artículo 18 del Código de Faltas que señala "el juez luego de la sentencia firma deberá procurar la satisfacción de las multas, mediante la ejecución de los bienes que componen el patrimonio del infractor"

En otro caso donde las infracciones por conducir con alcoholemia positiva y licencia vencida y/o categoría en seis oportunidades cada una de esas faltas, todas cometidas en febrero de 2008. El 7 de marzo fue condenado a pagar 330 unidades funcionales. Llamativamente en forma manuscrita el expediente fue a "archivo". Para más según el sistema informático la multa fue abonada tres días después de cometida la primera de las doce faltas pero "no obran comprobantes de pago en el expediente".

A ello se suma que "compulsados los registros computarizados surge que se ha iniciado la causa con las actas contravencionales Nº 340795 y 340796, ambas de fecha 03.02.08, y se ha dictado la correspondiente resolución condenatoria, contando como realizado el pago el día 5.02.08 es decir en fecha diferente a la informada en el expediente, no dando ello certeza de la fidelidad de los registros".

En otra causa donde se labran dos actas contravencionales, las Nº 335965 y Nº 335966, una por alcoholemia y la otra por no tener licencia para conducir, en el formulario de ambas figura en un margen un manuscrito con "Retira el vehículo.". En otro formulario se aprecia una firma y un código de identificación tributario o laboral.

Por eso se señala que con relación el retiro del vehículo se deberá "a) Acreditar pago de multa b) demostrar con título de propiedad, cédula verde y documento de identidad nacional ser propietario del vehículo. En caso de no poder acreditar su condición de propietario con la presentación de la documentación mencionada no podrá efectuar el retiro del mismo sin orden expresa expedida por el Juzgado de Faltas en turno". Una y otra vez se repiten diversas fallas procedimentales.

Comentá la nota