Juzgado de Paz y Registro Civil sin personal, ni elementos

La jueza de Paz suplente, María del Carmen Catanese, a través de Radio Noticias le pidió "paciencia" a la gente que concurre al lugar y explicó que la cola que a diario se genera en el Registro Civil responde a la entrega de documentos (algunos pocos números porque no hay personal) y para cambios de domicilio y duplicado de documentos.
"Para el resto de los trámites (defunciones, nacimientos y matrimonios) no hay que hacer cola, se va llamando a la gente de acuerdo al personal que tengamos".

La funcionaria se quejó porque muchas personas descargan su bronca, por las largas esperas, en el personal o en ella misma. "No tengo gente para hacer cosas, además se están haciendo reformas en el edificio y no se puede atender con el polvillo y la tierra que hay acá adentro".

Catanese dijo que "tenemos una persona de maestranza que viene a las 6 a trabajar y a las 8 se pone a entregar documentos. Hay gente en Mesa de Entrada que no pertenece ahí, pero que colabora".

El problema del ausentismo es determinante para la deficiente atención del público. "Muchos faltan justificadamente por problemas de enfermedad y otros a quienes me gustarían que se los investigara porque viven pidiendo carpeta (artículo 148); se les ha levantado la licencia pero trabajan un día y al día siguiente presentan un parte médico por enfermedad", se quejó la jueza de Paz suplente.

"Ya elevé a Personal la nómina de estos empleados. Estamos hablando de cuatro personas, otras cuatro que están efectivamente enfermas y sólo trabajan nueve empleados en siete oficinas, que hacen más de lo que les corresponde y sin quejarse".

Catanese aclaró que "el municipio no tiene nada que ver con lo que pasa, el Juzgado de Paz pertenece a la Justicia, y lo que es el Registro Civil pertenece a la Provincia. Personalmente estuve la semana pasada hablando con el ministro (de Gobierno, César Rodríguez) porque necesitábamos urgente personal de vigilancia para contener a la gente que hace cola; solamente nos mandaron una persona durante dos días".

Las carencias son muchas más: los oficinistas no cuentan con lapiceras, otros elementos de librería, alcohol en gel... "Acá no tenemos ninguna caja chica y los desinfectantes, barbijos y guantes de látex se los di al personal con mi plata, que cobro de acuerdo a la cantidad de días que trabajo. Si no es así, el personal trae sus propias cosas".

La jueza remarcó que las respuestas a estas demandas corren por cuenta del ministro Rodríguez y de la directora Irene Giusti.

Comentá la nota