Juventud FPV: "Al gobierno local le sobra aburguesamiento y le falta planificación"

Nunca sobra la discusión ideolólgica. ABC se reunió con los espacios juveniles políticos de la ciudad para ver en qué andan, cómo piensan. Hoy, un grupo de jovenes que participan de la juventud del Frente para la Victoria, Carlitos Cavalli, Rubén Díaz y Danilo Mengarelli responden: qué análisis de la realidad política hacen, la economía, lo social y más.
¿Cuál es su proyecto?

Trabajar desde la juventud fomentando su participación en la actividad política y ciudadana, tratando de llevarla a mejorar la calidad de vida de la sociedad, haciendo hincapié en la inclusión de los jóvenes marginados.

¿Y políticamente, dentro del proyecto nacional del Frente para la Victoria?

Estamos muy comprometidos con él. Estos dos gobiernos han cambiado el estilo de vida de la sociedad. Han trabajado mucho por los sectores con más necesidades con medidas fundamentales: 4 millones de puestos de trabajo, 2 millones de jubilaciones, la estatización de las AFJP, un dólar competitivo, reforzando el mercado interno, son medidas fundamentales que más o menos tendieron a cambiar la calidad de vida.

¿En lo social?

La increíble medida de la asignación universal por hijo. La estatización del sistema de jubilaciones. Todo está dentro de en una política integral por la inclusión. A diferencia de la derecha que promovió el ajuste. No somos exégetas de este gobierno, ni defenderemos lo indefendible. Pero a este gobierno sobre todo los medios lo atacan por lo que hace bien, en ese sentido lo bancamos y nos cuesta mucho, pero es parte de una política macroeconómica de clara orientación redistributiva.

Después de tantos años de apoliticidad, de los años 70, de los 90, después de tanto desinterés, queremos prender una chispa. Hoy hay una masa de jóvenes, que se organiza en diferentes espacios, los centros de estudiantes, por ejemplo. Es nuestra tarea integrarnos salvando las diferencias, salir a crear conciencia de las medidas que creemos positivas.

¿Qúe le falta?¿En qué le erró este gobierno?

Este gobierno intentó cambiar la calidad de vida. Falta mucho y esa es la deuda. Falta mucha gente a la que le falta mucho. En seis años de gobierno no pudimos cambiarle la vida a todos. Hay que ver de dónde venimos. Le criticamos que no haya sabido profundizar, seguro.

Otra crítica, haber vuelto al Partido Justicialista, que le marcó un techo a la transversalidad inicial con la que coqueteó, también estuvo mal haber aprobado la fusión de Cablevisión y Multicanal.

El tema de las formas, aunque lo importante es el fondo de las cuestiones, también puede ser criticable. Es difícil remontar veinte años de entrega, de falta de laburo, el individualismo.

Nosotros tenemos una agrupación barrial trabajando con más de treinta familias, hacemos un seguimiento de los problemas, viviéndolos con ellos, no en grandes soluciones, pero participando. Sin ser gobierno desde el FpV se pueden hacer cosas, hecho que nos distingue.

¿Qué opinan de Scioli?

La verdad es la realidad, y la realidad es que para asegurar la elección de Cristina Scioli era el mejor candidato. La política es así, está lo ideal y lo posible. No es del palo ideológico. De todos modos está bastante alineado a la política nacional, no se puede gobernar con un gobernador que así no lo haga, con el 56% del padrón electoral.

La discusión con el campo dañó mucho al gobierno, ¿cómo repercute hoy y cómo se vive en Saladillo?

Hubo un gran problema de comunicación, con todo el plan agrícola ganadero. Es difícil transmitir al paisano que la retención forma parte de la macroeconomía política, que son varios eslabones: para que pueda vender se necesita un dolar competitivo, para hacerlo se necesita que el Central intervenga en la economía, para que no se consolide sólo una política agradonadera, hay que incentivar a otras industrias...

Igual, la primer 125 tuvo errores, la que se voto, no. Con esa hubiesen tenido mejores rindes. Se discutió un modelo de país. Los que querían a los sectores concentrados, y quienes querían distribuir. Pero sirvió porque se cayeron varias caretas y se discutió mucho, volvió la política a la mesa.Falta para ser revolucionario, pero estás de un lado o del otro.

¿Cómo ven la economía, el bolsillo de la gente?

Mar del Plata tiene la mejor temporada de los últimos diéz años. Hay record de venta de autos y aire acondicionado. El salario no disminuyó a pesar de la crisis, como lo hizo en el 2001. No hubo ajuste. La gente consume bienes de calidad, Argentina creció durante estos seis años, el PBi creció mucho. España tiene un 20% de desocupación. Nosotros un 8%, créase o no al INDEC, puede variar a un 12%. La inflación existe, no como dicen los agoreros privados, pero la hay, y tiene que ver con la especulación por el consumo. Se reanimó la construcción. Hay mucha exportación de trigo, ahora que se liberó.

¿Redrado y los fondos del Bicentenario?

Hace unos años nadie se acordaba de las reservas. De 8 mil millones que dejaron los radicales en el 2001, hoy hay 50 mil, y eso lo logró este gobierno, lo deberían dejar gobernar. Hay sectores en el país que están en contra de la política de este gobierno, y punto. En el 2001 nadie dijo nada, los medios felicitaron el pago al contado del 100 % de las reservas. Hoy es sólo el 30, y se dice cualquier cosa. Verlos a Morales y Prat Gay, que fueron de la Alianza,¿que cuidan el dinero de los argentinos? por favor...

¿Cómo analizan al gobierno local?

En sus primeros mandatos ha hecho cosas buenas, pero llegó la hora de un cambio. El 70% de la población lo votó en contra en la última elección. Saladillo creció mucho, pero también por la Provincia y la Nación. No hay planificación industrial, ni en los barrios. Hay déficit en educación, los CAPS, que no terminan de cumplir su objetivo, su función sanitaria, hay horarios para lastimarse, faltan medicamentos. En la producción, hay empresas de Saladillo que no se les da inversión. Le sobra aburguesamiento y le falta planificación. Después de tanto tiempo de poder uno se estanca, se achancha. Lo único que interesa es el equilibrio. No hay estudios habitacionales, no hay previsión, se atajan penales todo el tiempo. Hay muchas familias en situación de precariedad. Hay gente en riesgo. En cuanto a la educación, la de los jóvenes, de la inclusión, hay que fortalecer la inclusión en los barrios.

¿Qué errores tuvo y tiene el Frente en Saladillo, por qué no logra mayor adhesión?

Tuvo una muy buena recepción de entrada, después se complicó con el tema del campo. Y ese fue un quiebre total, y esperemos que no final, pero marcó un antes y un después, sino no se entiende la pérdida de 5.000 votos en dos años. Se podrían haber ganado las elecciones, fueron buenas. Se dió todo lo posible, no llegamos. Es un pueblo históricamente radical, esa es la base.Y, así las cosas es, difícil. Quizá se debería haber hecho alguna otra alianza en 2007.

¿Cómo ven el 2011?

A nivel local la tenemos mucho mas difícil. Hay mucho para pelear. La imagen no es buena, aunque trabajamos mucho para mejorarla, trabajando en los barrios. Sabemos que la gente que tenemos está en condiciones de ser gobierno y llevar adelante el municipio. Tenemos un modelo de país y de ciudad.

A nivel nacional no se ordenaron las fichas, es difícil. Creo que no hay que dar por muerto bajo ningún concepto a Kirchner. La reforma va a jugar. Habrá que ir a internas y ver quién llega a segunda vuelta. Kirchner va a estar. Se verá el resto cómo se acomoda. Se verá el radicalismo. El macrismo está enterrado, mostró mucho la hilacha, se le cayó la careta. Y, la interna peronista, hay un eje duro de roer, que es el del Lole presidente y De Narváez gobernador, con el duhaldismo atrás. Después, a suerte y verdad. Va a ser fundamental que se profundice y logre llegar a la gente, cosa que no estamos haciendo ahora.

Para terminar, ¿a qué convocan, qué invitación le hacen a la juventud y la comunidad en general?

Es fundamental la participación de la juventud, fue siempre el pilar de los cambios en la historia. El compromiso es encender la chispa en los jóvenes para que participen, la realidad la vamos a cambiar los jóvenes. Invitamos a participar, no sólo a los que piensen como nosotros. Politica no es solo la partidaria, en los barrios, en los clubes, en la cultura. Trabajar ahí también lo es, y hace falta.

Comentá la nota