Al Juvenil le alcanzó con una ráfaga para clasificarse

Espíndola, de penal y Araujo hicieron los goles. El viernes, ante Nigeria en el cierre de la primera rueda.
Dos minutos. Dos minutos de furia necesitó la Selección Sub 17 para dar vuelta el partido con Alemania y conseguir un 2 a 1 que le dio el boleto a los octavos de final del Mundial de Nigeria. ¿Grupo de la Muerte? Los pibes argentinos se ríen del rótulo que la prensa le puso a la zona que también comparten con Honduras y Nigeria: tienen seis puntos sobre seis, el viernes intentarán terminar la primera ronda ante los locales con otra victoria y ya se ilusionan con obtener el primer título mundial de la categoría.

El campeón europeo resultó superior en el primer tiempo y se puso en ventaja rápidamente. A los 8 minutos, Mario Goetze aprovechó un error del arquero Damián Martínez, quien salió a cortar un centro y quedó pagando. El delantero alemán solamente tuvo que poner la cabeza para marcar la apertura.

Argentina estuvo imprecisa en los pases en aquella etapa inicial y Alemania fue más en base a su mayor movilidad y profundidad.

Pero todo cambió en el complemento, y de un modo más bien imprevisto. Porque a la Selección le costaba llegar y Alemania parecía tener la victoria más o menos controlada.

Pero a los 11 minutos, Daniel Keko Villalva, el delantero de River, encaró y un defensor alemán le cometió penal. El capitán Esteban Espíndola, marcador central del club de Núñez, marcó la igualdad con un tiro fuerte y cruzado.

Pero la sorpresa fue aún mayor cuando los europeos sacaron del medio. Porque tocaron hacia atrás con cierto desdén, falló uno de los centrales y Sergio Araujo volvió a definir con justeza, como en la victoria 1 a 0 en el debut ante Honduras. El delantero de Boca la tocó con calidad ante el achique del arquero para poner el 2 a 1. En apenas dos minutos, los dirigidos por José Luis Brown pusieron el partido patas para arriba.

A los alemanes les pasó algo parecido a lo del último sábado, cuando empataron 3 a 3 ante Nigeria después de estar tres goles arriba. Ayer volvieron a quedarse en el segundo tiempo y lo pagaron muy caro.

Después del 2 a 1, Alemania se desesperó, perdió la pelota y Argentina, de contra y con Villalba y Araujo muy movedizos pudo marcar el tercero. El arquero Stegen salvó la caída de su arco dos veces, pero Argentina no se preocupó demasiado: ya tenía el pasaje a octavos en su poder y el resultado no corría riesgos ya que Alemania se nubló por completo.

Comentá la nota