"No es justo que sólo algunos paguen el Impuesto a los Sellos"

Alperovich confirmó que será derogado el régimen de excenciones que regía desde 1993. El gobernador aseguró que la medida apunta a gravar, principalmente, a los sectores financiero y de la construcción. Razones.
El gobernador, José Alperovich, confirmó que se ampliarán las actividades comprendidas por el Impuesto a los Sellos. Con tal fin, será derogada la Ley 6.512, vigente desde 1993, que excluyó a los rubros minero, industrial, agropecuario y de la construcción del pago de ese tributo por los créditos que solicitaran.

Luego de inaugurar dos cuadras de pavimento asfáltico flexible en calle Don Bosco al 4.400 y al 4.500, el mandatario minimizó el impacto de la medida. "Nos parecía injusto que algunas cosas (sic) estuviesen gravadas y otras, no; lo que estamos haciendo es gravar a todos. Sobre todo es por equidad, ya que no es tanto el dinero. ¿Por qué algunos tenían que pagar Sellos y otros no?", preguntó en forma retórica.

Alperovich confundió la fecha en que comenzó a regir la norma, que la cifró en 1982, pese a que fue sancionada en 1993 y la promulgó Ramón Ortega.

El gobernador remarcó la escasa incidencia del tributo en las arcas provinciales, pese a que los informes oficiales lo ubican en el tercer escalón de los ingresos fiscales, con $ 10 millones en julio. "Casi nadie paga el Impuesto a los Sellos; no es Ingresos Brutos, Automotor o Inmobiliario. Este cambio es principalmente para el sector financiero, el bancario y el de las empresas constructoras, que sacan créditos y que no pagan el tributo", manifestó.

Firmas de legisladores

Pese a que la iniciativa tiene como origen el Poder Ejecutivo, fue suscripta por 13 legisladores oficialistas, encabezados por Fernando Juri Debo. Sin embargo, su rúbrica figura al pie del documento con el número 1 (asigna la autoría del texto en la dinámica parlamentaria), debajo de las de Sergio Mansilla y de Roque Tobías Alvarez.

El texto del proyecto es muy escueto. "Derógase el artículo 1 de la Ley 6.512", es su principal disposición. Luego establece el corrimiento de la numeración de los otros artículos de la norma sancionada en 1993 y dispone que la nueva ley entrará en vigencia a partir del día de su publicación en el Boletín Oficial.

Entre los borradores que sustentan el proyecto figura, incluso, la opinión del titular de la Dirección General de Rentas (DGR), Pablo Clavarino. El funcionario les habría deslizado que la reforma afectaría a alrededor de 70 empresas, que son las únicas que cumplieron con el requisito de la inscripción para la gestión del beneficio de la exención.

En el momento de fundamentar la propuesta, los alperovichistas remarcaron que la derogación de la excepción apunta a la necesidad de adecuar las normas tributarias provinciales a la realidad económica. Añadieron que las razones originarias carecen de vigencia actual en las actividades a las que alcanza: toda operatoria financiera y de seguros institucionalizada destinada a los sectores agropecuarios, industrial, minero y de la construcción, según la Ley 6.512.

En la iniciativa que se tratará durante la sesión legislativa de mañana no se contempla la determinación de la alícuota, la que será definida directamente por el Poder Ejecutivo. Trascendió que el valor será del 1% en las operaciones financieras más sencillas, y del doble cuando se trate de operatorias complejas.

Comentá la nota