"No justifico las testimoniales, pero es la realidad que vivimos"

Para explicar por qué es la segunda candidata a senadora del Frente para la Victoria, María Victoria Flores, hija de Olga Riutort, insistió en la disgregación partidaria y en la falta de discusión interna.
"Llegué a ocupar este lugar por una propuesta que nos hizo Eduardo Accastello a un sector del peronismo que, como todo el mundo sabe, es marginado hace años. No nos dejan participar de las estructuras oficialistas", apuntó.

Si Accastello hace una buena elección, aspirará a ser gobernador de Córdoba, y la joven peronista podría ocupar una banca en el Senado nacional, para lo cual aseguró que se siente preparada. "Hay que enfrentar los desafíos. Tengo la decisión y creo que puedo hacerlo. Si no, no estaría acá", precisó.

La falta de diálogo interpartidario también le sirvió para explicar y justificar las candidaturas testimoniales. "Creo que esto no es más que la crisis democrática que vive la Argentina. Si tuviéramos partidos con cuadros preparados, con discusión interna, este paso lo estaríamos obviando. No lo justifico, pero es la realidad que vivimos. No creo en las testimoniales, creo en las figuras en las que la gente cree", se explayó.

En cuanto a sus propuestas, apuntó a volver a los valores peronistas. "Si bien integramos una lista con Eduardo, tenemos proyectos que vienen de larga data", afirmó. Habló de convertir al país en el granero del mundo, "como lo soñaba Perón", y de volver a las escuelas técnicas. "Para que el país siga creciendo dentro de un modelo que puede tener errores, pero que también tiene virtudes", refirió.

"Ésta es una campaña muy corta. Sobre todo hacemos visitas barriales, porque la gente necesita una explicación", dijo la candidata, quien auguró "muchas sorpresas" para el 28 de junio. "Uno se guía por las encuestas, todos tiran números, pero la política se cuenta en votos", sentenció.

Flores insistió en el debate interno, "porque si no, se llega a una instancia en la democracia en la que hay partidos viejos, y también nuevos, totalmente deteriorados por ambiciones personales".

"Para los jóvenes es muy difícil que nos abran puertas si no tenemos alguien que nos ayude. Olga nos abrió todas las puertas", reconoció la candidata, y concluyó: "La ‘hija de’ voy a ser toda mi vida".

Comentá la nota