Justifican designación de Castro, pero se admite: "debe dar explicaciones"

La titular de Acción Social, Norma Gómez, aclaró que el cuestionado encargado del proyecto Prevenir es sólo un "operador" que desarrolla su tarea como . Sin embargo, en su contrato se especifica que cumple tareas como "Coordinador". Norma Gómez defendió la designación en el marco de un programa de prevención comunitaria, aunque admitió que sobre su situación particular "tendrá que explicar qué tipo de trabajo realiza". Reconoció errores en el contrato.
Defensa férrea de la designación de Rubén Castro como Coordinador del Programa de Prevención de Adicciones, realizó la titular de Acción Social municipal, Norma Gómez. Sin embargo, admitió que, desde la esfera particular, "deberá dar explicaciones".

Luego de la publicación de ANB (ver nota aparte) Gómez explicó que la contratación de Castro se dio para "integrar un equipo" del que también forman parte profesionales médicos del Hospital Zonal Ramón Carrillo y una psicóloga. Se trata del programa Prevenir, a partir de un convenio del municipio con la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar).

Sin embargo, de acuerdo a la Resolución de contratación, se puntualizó que la contratación se realiza para que cumpla con la tarea de Coordinador del plan.

La secretaria de Acción Social minimizó en diálogo con ANB que la apertura de manera irregular de un consultorio, pudiese influir en su conducta pública, como empleado municipal. Si bien reconoció que "deberá dar explicaciones" por ese comportamiento, Gómez planteó que "si él tiene un consultorio trucho, tendrá que demostrar que no es así y dar las argumentaciones correspondientes".

"Si tiene consultorios él tendrá que explicar si está habilitado o qué tipo de trabajo realiza, pero que quede claro que desde la Municipalidad no se lo contrata para hacer atención, porque no está calificado para hacerlo", señaló.

La funcionaria destacó que Castro "tiene trayectoria en la comunidad barrial", y resaltó que el actual gobierno municipal "comenzó a organizar un proyecto vinculado con la prevención en adicciones, algo que las anteriores gestiones no hizo".

Finalmente, Gómez reconoció a ANB que la contratación inicial de Castro contenía "errores", ya que se le abonó como profesional, cuando en realidad no tiene título universitario, ni terciario, y ni siquiera la posibilidad de acreditar más que unas 300 horas de cursos de capacitación en la materia.

"En 30 días rectificamos ese error en el contrato. El error es de (el área de) Personal", dijo, y planteó que "corresponderá hacer un sumario administrativo". (ANB)

Comentá la nota