No hay justificación legal

Por Daniel Sabsay.*

La exigencia a empleadores de que tengan que solicitarles a sus empleados información sobre datos sensibles, que pertenecen a la esfera de la intimidad de las personas, es anticonstitucional.

La exigencia a empleadores de que tengan que solicitarles a sus empleados información sobre datos sensibles, que pertenecen a la esfera de la intimidad de las personas, es anticonstitucional. Viola el artículo 19 de nuestra Carta Magna sobre el derecho a la privacidad.

No se puede obligar a nadie a dar datos sobre adicciones. En ese camino, después se pasa a las inclinaciones sexuales, a la pertenencia política, a la ideología, a la religión. Además, el habeas data excluye la posibilidad de acopiar este tipo de datos.

El solo hecho de que se les esté pidiendo a los empresarios este tipo de datos deriva en que ellos también incurran en un proceder inconstitucional. Si los datos se los dan de manera confidencial o no, no cambia nada porque el empleador muy probablemente sepa quién los dio, con el agravante de que después podría llegar a saberlo todo el personal de la empresa.

La pretensión es muy peligrosa. Es un error realmente grosero. Y es increíble que el decreto esté firmado por todos los ministros. ¡Cómo nadie los asesoró! Incluso viola tratados internacionales. Esto, de ser así, daría lugar a una ola de amparos. No hay justificación legal que lo habilite. Esas preguntas no se pueden hacer.

* Abogado constitucionalista.

Comentá la nota