“El fin no justifica los medios”

Primero, por razones de seguridad “de los militantes y de los vecinos”. Segundo, por sospechas de fraude que la Junta Electoral desestimó. Graciela Rosso no presentó su lista para la contienda interna. Detalló su decisión el sábado, en rueda de prensa.
Había dirigentes que caminaban por el parque masticando bronca. Otros decían que era lo correcto, que “la jefa tiene razón”. Un puñado de funcionarios-candidatos no perdía el tiempo y le sacaba humo a sus celulares para avisar “a las bases” que el domingo la lista 2 encabezada por Graciela Rosso no estaría como opción en los cuartos oscuros. Escenas del sábado al mediodía, en la gran casona de Humberto Iº y Lavalle que Graciela Rosso alquiló como búnker partidario.

La decisión que se comenzó a barajar el jueves a la noche, tomó forma el viernes y se terminó de sellar el sábado, fue informada primero a un grupo de unos sesenta militantes y más tarde a los medios de comunicación. “Bajamos nuestra lista porque no están dadas las condiciones de seguridad. En un clima de amenazas de muerte y de padrones fraguados, nosotros no nos presentamos. Acá no pasó nada; yo sigo siendo la intendenta hasta 2011. Que el PJ quede en manos de los mismos de siempre no nos va a afectar en nada”, dijo, en resumidas frases, la intendenta y por entonces candidata a presidenta del Partido Justicialista local.

Sentada en la punta de una imponente y algo demacrada mesa de mármol, Rosso dio las explicaciones sobre una de las decisiones políticas más fuerte de los últimos años. No se recuerdan abandonos de contiendas electorales internas de listas oficiales. Rosso escribió el primer capítulo en esa historia.

“Después de la reunión del viernes de nuestra apoderada Ofelia Sendes; de nuestro representante ante la Junta, el doctor Hernán Mosca; y del jefe de campaña Mario Gómes con la gente de la Junta Electoral, acordamos en que no estamos de acuerdo con lo que dice la Junta Electoral. Desde ese organismo dicen que nosotros trabajamos todo el tiempo con un padrón equivocado. Eso no es verdad. Nosotros comenzamos a trabajar con ese padrón pero hubo modificaciones y si bien hay quienes le llaman reempadronamiento, esto fue una modificación del padrón con la quita de afiliados”, explicó Rosso.

Con todo, aclaró que “el tema de los padrones es un tema de fraude y eso hace poco transparente el proceso eleccionario. Pero lo más grave es que seguimos recibiendo amenazas. Anoche recibió una amenaza de muerte, por teléfono, Tamara Gastón, la subdelegada de Olivera, y el compañero que es enfermero del Centro de Atención Primaria de Olivera. Pero también hubo disparos frente a la casa del compañero Miguel Jara en el barrio Santa Marta”.

“En estas condiciones de seguridad –dijo Rosso-, con estas amenazas y poniendo en riesgo la vida de nuestros compañeros y compañeras, de nuestras familias, de vecinos y de vecinas de Luján, decidimos que en estas condiciones no vamos a la contienda electoral. Nosotros queremos competir pero democrática y transparentemente, no con las condiciones vigentes”, expresó Rosso.

Como concepto general, dijo que “el fin no justifica los medios. Nosotros de ninguna manera vamos a avalar estos medios. Y menos aún la violencia como forma de hacer política. No estamos de acuerdo y por eso bajamos la lista; no nos presentamos, y aclaro que sigo siendo la intendenta hasta 2011, que sigo gobernando Luján y haciendo todo lo debido”.

“A todos les digo que voy a seguir caminando Luján porque en ningún momento lo hice por una campaña, sino porque soy la intendenta y debo gobernar. Nos comprometimos a un montón de puntos en la campaña general y eso es lo que vamos a cumplir”, prometió, en ese caso, la jefa comunal.

Como candidata, agregó: “A los compañeros que les dijimos que nos acompañen para lograr un partido más transparente y una militancia más transparente, y para poder ayudarnos a gobernar, a los compañeros honestos y decentes, les informamos que seguiremos trabajando con ellos. No en la casa del partido, porque no existe, sino en la casa de cada uno de los compañeros. No necesitamos estar al frente del partido para militar políticamente. No tenemos un peronómetro que mida quién es más peronista que quién; nosotros no somos difamadores, no somos mafiosos, no somos sinvergüenzas, no mentimos y no fraguamos nada”.

“El partido, circunstancialmente, seguirá en manos de quien lo tiene hoy. Pero nosotros pediremos algunas explicaciones como peronistas, acerca de lo que hacen con el partido. Ahora, lo que sabemos es que no podemos poner en riesgo a la población de Luján –insistió-. No se puede hacer eso por una elección que no tiene justificación alguna por su valor intrínseco. Es una interna de un partido y eso no justifica la vida de nadie”.

EL CIVISMO le preguntó sobre el impacto de la decisión, teniendo en cuenta que se tomaba por la resolución de la Junta Electoral y, además, Néstor Kirchner es quien preside el partido.

“Tuve una comunicación con gente de la Casa de Gobierno. Esta mañana estuvimos hablando. Y aclaro que bajar la lista no tiene que ver con el padrón. Ese es un ingrediente más, pero lo más serio y lo que determina nuestra decisión es el riesgo, no sólo de que nos sigan amenazando, sino que tomen las armas y haya peligro de heridos o de un muerto. Es algo que no puedo permitir”, dijo Rosso.

También se aseguró de mantener las líneas de contacto con Provincia: “Ayer (por el viernes) hablé con el jefe de Gabinete de Ministros y ministro del Interior de la provincia de Buenos Aires, el doctor Alberto Pérez, y le dije que en ningún momento pondría en riesgo la seguridad de ninguna persona de Luján por una elección interna de un partido. Y menos de nuestro partido porque soy responsable en esto, no como otros. Creo que el peronismo tiene que demostrar que puede hacer alguna vez las cosas de otra manera. Por eso creo que no se procede como corresponde y bajo la lista”.

- Y desde lo partidario, ¿le hace replantear la pertenencia de su sector al Frente para la Victoria?, consultó este medio.

- “No, para nada. Al contrario, lo que nosotros estamos haciendo es fortalecer otra forma de hacer política, demostrando que es posible (hacer política de otra forma), demostrando que primero está lo primero y después lo demás. El impacto será muy fuerte porque por primera vez ponemos por delante valores que en Luján nunca estuvieron por delante. Siempre primaron los valores personales, el personalismo. Y en este caso no”.

Con un cerrado aplauso de los dirigentes y militantes presentes, concluyó la rueda de prensa. Y el paso de la lista de Rosso por la interna del PJ pasaba a la historia.

Comentá la nota