El justicialismo tiene fe y varias ideas que rescatar

El PJ volverá a la carga este año con varios proyectos referidos a obras primordiales en barrios y localidades, que Simón cajoneó el año pasado. Con renovadas esperanzas por la asunción de un dialoguista intendente Erreca, el justicialismo se prepara desde el verano para la concreción de viejas propuestas que reclaman desde hace tiempo los vecinos boli-varenses, "sin olvidarnos que somos oposición y debemos hacer el control de gestión", avisa Oscar Ibáñez, histórica espada opositora.
El Concejo está de receso, pero muchos ediles ya programan el año y trabajan en algunos proyectos. ¿Cómo es tu verano?

-Nosotros seguimos reuniéndonos y trabajando como bloque, más allá del receso del Concejo. Nos reunimos dos veces por semanas para evaluar la problemática actual de Bolívar y planificar algunas acciones. Hemos presentado esta semana algunos proyectos en el Concejo. Y también, integrantes de nuestro bloque han tenido mucha participación en reuniones con el Departamento Ejecutivo. El presidente del bloque (Roberto Alejandro Rossi) ha concurrido a varias reuniones a las que ha citado el señor intendente. Y ayer -el miércoles- hubo una reunión importante sobre seguridad, donde quedó conformado el Comité de Emergencia. En representación de nuestro bloque, participaron Gayo-so y Mansilla. Luego de eso, todo el bloque se reunió para tratar lo que allí se conversó. Como cada bloque se comprometió a llevar propuestas el lunes -hoy-, a una nueva reunión con el intendente, estamos en eso.

¿Cuál es la ´hoja de ruta´ del PJ en estas reuniones que mantienen dos veces por semana, no sé si en el bloque u otro ámbito?

-Nos reunimos fuera del bloque, en el Partido o en el domicilio de cualquier concejal. Hemos planificado una serie de trabajos para el año. Por un lado, un tema importante es la seguridad.

¿Sigue siendo ése uno de los temas claves por resolver?

-Cierto. Tenemos varios proyectos por presentar cuando se reinicie la actividad del Concejo, luego del receso. Esta semana presentamos un proyecto referido a la falta de agua potable en Pompeya, una inquietud permanente de los vecinos. Haremos una resolución, pero también los vecinos juntarán firmas para avalar nuestro proyecto, y una vez que tengamos ese material se lo alcanzaremos al intendente, hasta tanto sesione el Concejo y trate esta iniciativa, para la que pediremos tratamiento sobre tablas.

Otro proyecto es sobre la calidad del agua de Hale. Hemos elaborado una idea para que el Ejecutivo analice el agua, y en base a eso, si da que no es apto, que haga lo que tenga que hacer para dotar de agua potable -aunque sea en algún tipo de bidón- a esos vecinos bolivarenses. Hasta tanto se haga la obra del spar, que está planificada para este año, según nos manifestó el presidente del spar, a través de gestiones que realizó el presidente de nuestro partido, Marcelo Rubén Salamanco.

Además, insistiremos sobre obras planificadas, que solicitamos en el 2009. Una es el Proas, para la realización de la obra de cloacas en Urdampilleta, mediante un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo. La municipalidad tiene que firmar un convenio con el Ministerio de Infraestructura. Hemos presentado un proyecto de resolución que se trató en la última sesión del Concejo, para que el intendente solicitara esta obra.

Por otra parte, pediremos algunos programas nacionales y provinciales para dotar de gas natural a Villa Diamante, una obra que los vecinos nos vienen solicitando hace bastante. Presentamos una alternativa en el Concejo, para hacerlo con los fondos del Fondo provincial de la Soja, pero hasta ahora no hemos tenido respuesta del Ejecutivo. Insistiremos este año con estas obras.

¿Cómo ves a Erreca en términos de apertura del diálogo con la oposición?

-El arranque ha sido importante, óptimo, podríamos decir. Ha habido varias reuniones, en la mayoría de las cuales hemos estado representados por nuestro presidente de bloque, Roberto Alejandro Rossi. Es importante poder hablar con el Ejecutivo, sobre todo en temas tan primordiales y tan preocupantes como la seguridad y otros. Sin olvidarnos que nosotros somos oposición, y tenemos que hacer control de gestión. No olvidaremos eso. Pero es importante poder hablar con el intendente, no que todo sea llevado al Concejo a través de resoluciones y pedidos de informes que nunca se contestan y demás. Somos optimistas, en menos de dos meses desde que asumió Erreca, ya ha habido varias reuniones. Siempre para trabajar juntos en tres o cuatro puntos importantes en los cuales deberíamos coincidir.

¿Qué opinás sobre la creación de un Comité de Emergencia?

-Es importante para empezar a trabajar. Más allá de que durante todos los años en verano se incrementan las agresiones y problemas en la noche. Pero a este Comité hay que dotarlo de varias cosas para que funcione, como te decía hay varios proyectos de ordenanza sobre los que habría que legislar. (…) Tenemos un proyecto que presentaremos pronto, proponiendo la creación de un registro único de bicicletas. Más allá de que el intendente Simón hace dos años nos vetó una ordenanza, muy bien presentada por nosotros. Pero insistiremos este año, porque si en otros lugares da resultado, cómo no los va a dar en Bolívar. Creemos que debe haber mayor presencia policial y preventiva en los barrios, es algo que pide la gente. Muchas trompizas se inician en los barrios, ante la falta de labores preventivas. Tenemos en carpeta también un proyecto referido a crear algo para la prevención de la drogadicción. También hay que legislar sobre la venta de cosas usadas en Bolívar. Venta de artefactos usados y demás, que hay muchas casas que se dedican a eso. Buscar el marco legal dentro del cual estén habilitadas y puedan vender sus productos, y además se les realicen los controles sobre lo que llevan para vender. Todas estas pequeñas cosas no aparecen, entonces hay que legislar ahí de manera concreta. En algún lado se comercializa todo eso, por lo tanto hay que desmantelar esas cadenas que puede haber, siempre ajustando todo a las leyes provinciales y nacionales respectivas.

Comentá la nota