En el justicialismo misionero habrá internas el 17 de mayo.

Jorge Landau fue presentado por Miguel Ángel Pichetto como el nuevo interventor del PJ misionero. Intentaran consensuar una lista única para definir la conducción.
Posadas. El Partido justicialista (PJ) de Misiones tiene fecha de normalización, el nuevo interventor, Jorge Landau, dispuso el llamado a internas para elegir autoridades el 17 de mayo. El legislador bonaerense, y apoderado del PJ a nivel nacional, tiene como objetivo devolver el partido a los peronistas de Misiones.

Según indicó el legislador, en los próximos 60 días debe estar conformada la nueva conducción partidaria para comenzar a trabajar en la lista del Frente Para la Victoria (FPV) en Misiones de cara a las elecciones legislativas del próximo 28 de junio. Landau conformó la Junta Electoral, como primer paso hacia la normalización.

"Trabajamos con la Junta Electoral para dejar armada la convocatoria a elecciones para que muy rápidamente estemos resolviendo el tema de la intervención. La idea es que esté la menor cantidad de tiempo posible el frente del PJ en Misiones, por esto las elecciones se van a hacer el 17 de mayo y en unos 60 días estarán las nuevas autoridades asumiendo sus cargos", señaló Landau.

Miguel Angel Pichetto, presidente del bloque del FPV en el Senado Nacional, fue el encargado de presentar a Landau como interventor y de dar las directivas de la cúpula nacional del PJ.

"Venimos a ratificar una decisión del Presidente del partido a nivel nacional y a anunciar públicamente la designación de Landau como interventor, para continuar lo que hizo Perié (Hugo), pero dirigido a la rápida normalización para devolverle al peronismo de Misiones la conducción. Esperando que pongan en marcha el partido y que compitan con éxito en el 2009 y ser gobierno en el 2011", resumió Pichetto.

El senador nacional, mientras Landau ultimaba los detalles de la convocatoria a internas con los miembros de la Junta Electoral, mantuvo una reunión con diferentes dirigentes del PJ misionero, a puertas cerradas.

Bienvenida nueva intervención

El cambio de intervención fue recibido de buena manera por la mayoría de los dirigentes del PJ misionero, que esperaban desde hace tiempo que se concrete.

"Es algo que esperábamos hace mucho, hoy (por ayer) se cambia el interventor por un normalizador. Ahora hay que buscar el mayor consenso para tener un partido normalizado y una estructura cierta para pelear una elección legislativa", sostuvo Adolfo Velázquez, titular del gremio de camioneros y dirigente del PJ.

La nueva conducción trabaja en lo que será, según prometieron, un proceso de normalización transparente y ordenado.

Internas para el consenso

"El proceso sale por elección interna porque es lo que corresponde. Lo que trataremos de hacer es que se haga en el marco de unidad, de forma tal que se pueda conseguir una única lista y punto. Pero la elección se convoca porque es lo que corresponde", indicó Landau.

La convocatoria a internas fue resuelta para el 17 de mayo, pero los dirigentes nacionales manifestaron que la pretensión es lograr un consenso para que se formalice una sola lista y se evite así la interna.

No obstante, los dirigentes misioneros no le escapan a la posibilidad de elecciones internas y la cuentan como una situación posible. Manifiestan que lo que les interesa, hoy por hoy, es la normalización. No importa tanto si es por consenso o en internas, lo que interesa es que el PJ sea conducido por un misionero.

"El primer objetivo planteado era lograr la normalización, dimos el primer paso y hay fechas de internas. Ahora hay que ver si hay dos listas para esa fecha. Eso es un escenario que hay que ver porque si logramos un consenso habrá una lista sola y si no, habrá internas", indicó Luis Viana, senador nacional por Misiones.

La transparencia ante todo

Por otra parte, se insiste en que si se llega a internas, estas deben ser transparentes para no desgastar al Justicialismo y debilitarlo, en lugar de fortalecerlo, a poco más de un mes de las elecciones legislativas. "La prioridad es que al 28 de junio lleguemos unidos y fortalecidos, si la interna sirve para eso está bien. No queremos que quede como un obstáculo para una buena elección legislativa. Hay que evitar enfrentamientos sangrientos.", afirmó Juan Manuel Irrazábal, diputado nacional por Misiones.

Pero, a pesar de la buena voluntad mostrada por los referentes del Justicialismo nacional, y la clara intensión de lograr una rápida y ordenada normalización, hay dirigentes misioneros que se mostraron preocupados por cómo se desarrollará el proceso.

"Quiero ver quiénes integran la junta electora, porque si responden a un solo dirigente misionero no va a servir una interna", sostuvo Diego Sartori, diputado provincial, quien agregó que su participación en el proceso "depende de que se dé esa circunstancia, si no es así no participo".

El PJ misionero comenzó a transitar su segundo intento de normalización, el primero se frustró a fines del año pasado por la falta de consenso en el interior del partido. Esta vez, aseguran algunos dirigentes, será una realidad antes de las elecciones legislativas.

Visita al gobernador

Los referentes del justicialismo nacional aprovecharon su visita a Misiones para reunirse con el gobernador, Maurice Closs. Según los dirigentes la intención del encuentro era "saludar a un aliado".

"Vamos a pasar a saludar al Gobernador quien fue compañero de bloque y trabajó mucho con nosotros", indicó Miguel Ángel Pichetto.

No obstante, los dirigentes nacionales dejaron en claro que el objetivo es fortalecer el Partido Justicialista (PJ).

"Somos un partido nacional que debe tener organización política en cada provincia. Eso modifica el trato político, correcto y la buena relación de apoyo que se tiene con el gobierno de Misiones", afirmó Pichetto.

Comentá la nota