El justicialismo local aspira a lograr

El justicialismo local aspira a lograr

Roberto Sukerman, el tercer candidato a concejal más votado el domingo en las primarias, aspira a cohesionar la fragmentación peronista

Estamos en camino a consolidar un gran frente para gobernar Rosario", asegura Roberto Sukerman y afirma que la tarea comenzó "anteayer", ni bien se conocieron los primeros resultados de las primarias abiertas a concejal, donde su lista se ubicó en el primer lugar dentro del Frente Justicialista, segunda fuerza más votada en la ciudad. La suerte de esta amalgama irá más allá de las elecciones de octubre, unificando acciones en el Concejo Municipal.

La lista de Unidad Ciudadana, encabezada por Sukerman y por la concejala Norma López, cosechó el 56 por ciento de los 89 mil votos obtenidos por el justicialismo en sus nueve listas de candidatos a ocupar alguna de las 13 bancas disponibles en el Concejo Municipal.

Con esta performance, la lista del justicialismo llevará a Sukerman, López, Andrés Giménez y María Alejandra Gómez Sáenz. El quinto lugar quedará reservado para Fernando Rosúa, cabeza de Vivamos Mejor, referenciada en la ex jueza Alejandra Rodenas, y en sexto lugar se ubicará el ex jugador de NOB, Ariel Cozzoni.

Si las elecciones de octubre ratificaran los resultados de las primarias, al Palacio Vasallo ingresarían los cuatro primeros candidatos de Unidad Ciudadana.

Tanto Sukerman como López destacan los "grandes resultados" obtenidos con una "campaña austera" que los hace "doblemente favorables". Ciertamente, lograron crecer en cantidad y porcentaje de votos respecto a las primarias de abril pasado, cuando el frente justicialista sumó 45 mil votos y la candidatura a intendente de Sukerman 27 mil, dejándolo en tercer lugar.

Y confían en traccionar más adhesiones "de todos aquellos que se sienten desamparados por las políticas de Cambiemos, pero también por la gestión del socialismo".

Entre esas dos ideas se apoyará la campaña con vistas a octubre. Por un lado, seguir abonando a la polarización que les permitió cr

"Tenemos que demostrar que el peronismo es la alternativa para que Rosario siga siendo una ciudad humanista, progresista y con inclusión social ", destaca Sukerman.

Lo que viene

"La tarea de cara a octubre será sumar espacios dentro de las otras listas del justicialismo y también de otros actores por fuera del partido. Haremos un puente para sentarnos, trabajar juntos y poder representar a quienes han quedado desvalidos por las políticas del PRO y del socialismo", apunta López.

Y destaca que en los próximos dos meses, "hay que llegar con nuestra propuesta a cada uno de los rosarinos", profundizando el trabajo cotidiano de recorrer los barrios y conversar con los vecinos.

Para Sukerman, desde que entrada la noche del domingo se conocieron los primeros números de las Paso, "comenzó el camino para consolidar un gran frente en Rosario que pueda afianzarse como una alternativa de gobierno en la ciudad" con miras a las elecciones de 2019, cuando se elijan intendente y gobernador.

En esa construcción, apunta, se incluye a las listas que integaron el Frente Justicialista, pero también a quienes no compitieron en estas primarias, como los concejales Osvaldo Miatello y Carola Nin, y a quienes integraron listas por fuera del justicialismo.

La prueba más cercana que tendrán será la de lograr una unidad de acción en el Concejo Municipal, caracterizado actualmente por la

"Si queremos ser una fuerza con capacidad para gobernar la cuidad, tenemos que terminar con la dispersión de los monobloques y plasmar un trabajo conjunto en el Concejo Municipal", señala Sukerman. La tarea recién comienza.

Coment� la nota