"El justicialismo hace una oposición destructiva

El funcionario criticó con dureza al peronismo y particularmente al senador Juan Carlos Mercier. Adelantó que habrá vetos parciales a la ley sancionada, y advirtió que se verán resentidas obras, proyectos y posibles aumentos salariales en 2010.
El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti, reiteró esta mañana sus críticas al justicialismo, por no aceptar el proyecto de presupuesto y reforma tributaria que proponía el Poder Ejecutivo.

"Una vez más, el PJ encabezado por el senador (Juan Carlos) Mercier, en lugar de respetar un plan de gobierno como se prevé en el presupuesto, impuso un proyecto para desfinanciar a la provincia con aumentos de impuestos regresivos, porque se gravan a todos por igual y se dejan de lado a quienes tienen una gran capacidad contributiva.

Esto acentúa la regresividad del impuesto", disparó Bonfatti. En diálogo con El Litoral, el funcionario dijo que "es una falacia" no haber aceptado que se gravara con Ingresos Brutos a la industria, "cuando este tributo se aplica en todo el país y hasta en otras partes del mundo", mencionó.

Bonfatti dijo que con estas actitudes, el PJ está haciendo realidad la expresión del ex intendente de Santo Tomé, Ángel Piaggio. "Él habló de poner palos en la rueda al gobierno. Eso es lo que han hecho con la reforma tributaria, evitando que el Estado tenga los recursos suficientes como para paliar tantas deudas sociales en materia de seguridad, educación, justicia y producción", mencionó.

El ministro no confirmó que en febrero, el Ejecutivo vaya a enviar un proyecto complementario a la Legislatura con los aspectos que quedaron fuera de esta ley, tal como lo sugería ayer el radicalismo. Lo que sí aceptó es que habrá vetos parciales a la norma, y adelantó particularmente uno de los artículos que el Ejecutivo rechazará. "Vamos a analizar integralmente la ley, pero lo que ya decidimos es vetar un artículo que se introdujo a instancias de Mercier, (Ricardo) Spinozzi y otros senadores del PJ, que permite descongelar la planta de personal del Senado que estaba congelada desde 2001. Ya que ellos son tan defensores de que se elimine el gasto superfluo, vamos a vetar ese artículo", chicaneó.

Secuelas

Bonfatti evitó explayarse sobre las tensiones que generó la discusión del proyecto en el seno del propio Frente Progresista. "Las diferencias son lógicas, pero en el último momento se piensa que lo más importante es el Frente; cuando no hay acuerdo, prima la cordura", aseguró.

Tampoco aceptó públicamente que hayan fracasado los negociadores del Socialismo, sobre todo en el Senado. "Los senadores no quisieron llegar a ningún tipo de acuerdo, porque hubo decenas y decenas de reuniones. Pero para quien quiere imponer una mayoría a ultranza, no hay negociación posible. Cuando se defiende que la industria no tiene que ser gravada (con Ingresos Brutos), no hay consenso posible porque partimos de dos conceptos distintos. Mercier -insistió-, en su impronta de ministro de la dictadura, hizo siempre lo mismo: cuando la provincia tuvo déficit, lo cubrió con el sueldo de los empleados, jubilados y municipios, en vez de apelar a los que más tienen. No puede decirse que no hubo negociación porque se hicieron decenas de reuniones, pero estamos en las antípodas de lo que pensamos", sentenció.

El ministro volvió a decir que el PJ quiere desfinanciar a la provincia y atentar contra la gestión socialista. "La gente votó a (Hermes) Binner para ser gobierno, y el PJ impone restricciones para que su gobierno se pueda llevar adelante", disparó, y rechazó el argumento esgrimido por los senadores de que también el PJ por el voto popular logró la mayoría que ostentan en la Cámara Alta. "En la historia de la democracia, siempre ha sido el proyecto del Ejecutivo el que ha primado, no el del Legislativo. Aquí, el papel que está jugando el PJ no es el de una oposición constructiva y propositiva, sino destructiva", denunció.

En la práctica, Bonfatti dijo que la ley sancionada ayer implicará "frenar o resentir muchas cosas que tenemos pensadas llevar adelante. Son cosas que tienen que ver con lo que reclaman los propios senadores del PJ: luz, seguridad, mejoras. Todo eso se va a resentir", advirtió.

Incluso dijo que se verá afectada la política salarial para 2010. "Tendremos 600 millones de pesos menos para poder afrontar los aumentos de 2010. Por eso, decimos que en los proyectos del Sr. Mercier quienes pagan el pato de la boda son los que menos tienen", concluyó.

Comentá la nota