La Justicia volvió a fallar en contra del INDEC

Declaró la "nulidad" del procesamiento de Graciela Bevacqua, una técnica díscola.
Ayer se conoció otro fallo contra el INDEC. La Sala I de la Cámara Penal Federal declaró "la nulidad" del procesamiento impulsado por el Gobierno contra Graciela Bevacqua, la directora del Area de Precios que fue desplazada en enero de 2007 por oponerse a los cambios en la forma de medir la inflación. Justamente por ese motivo se interpretó que el Gobierno denunció el año pasado a la ex funcionaria por un tema administrativo que se remonta a 2005 y 2006.

Los camaristas ¿ Jorge Ballestero, Eduardo Freiler y Eduardo Farah ¿ sostienen que el juez de primera instancia hizo "una incorrecta valoración de las pruebas" y que las imputaciones no están apoyadas en las normas que regulan los delitos penales.

Bevacqua había sido acusada de haber certificado a fines de 2005 y de 2006 el pago de horas extras a un empleado de su área, Luciano Belforte. Este técnico del Instituto también había sido desplazado por oponerse a las supuestas manipulaciones del IPC. Belforte fue denunciado y procesado en la misma causa que Bevacqua.

En la sentencia los camaristas sostienen que efectivamente Belforte cobró en esos meses su sueldo y que estuvo en el exterior, pero de allí no se deduce que eso responda o acredite un delito porque Belforte declaró que estuvo fuera del país "gozando de su licencia anual ordinaria con lo cual el dinero adquirido de ningún modo implicó una percepción indebida, capaz de fundar el actuar ilícito que se le imputa".

También los jueces dicen que las planillas de asistencia no están firmadas por Belforte, quien estaba en el exterior, ni por Bevacqua por lo que no puede atribuirse a ellos haber complotado "un ardid". Y concluyen que "más allá de vagas menciones a conjeturas acerca de la actuación coordinada de una tercera persona no identificada, que habría suscripto las planillas en lugar de Belforte, la real, efectiva y acreditada vinculación entre la suscripción de esos formularios y el actuar del imputado tan sólo se perciben por su notoria ausencia".

Los camaristas incluso van más lejos e impugnan el fallo de primera instancia porque, dicen, "la imposibilidad de aunar lo jurídico con lo fáctico y de allí la sentencia que se pronuncia impide compartir lo que tan vehemente se afirma sin deslizar serias dudas acerca de las razones de tal conclusión".

Este fallo se suma a otro conocido ayer, que intimó al INDEC a publicar la metodología de cálculo del Indice de Precios. Y también a otro anterior donde le ordenaron reincorporar a una empleada desplazada por haber declarado en una causa judicial contra la manipulación de la medición de los precios, más el pago de una indemnización de $ 40.000.

Comentá la nota